martes, 28 de marzo de 2017

Presentación del libro 'De cuevas y castros'



Miguel Ángel de Blas Cortina (San Martín del Rey Aurelio, 1949), catedrático de Prehistoria de la Universidad de Oviedo, presenta hoy el último libro que ha coordinado: 'De cuevas y castros: cuatro líneas actuales de trabajo sobre fases paleolíticas, protohistóricas y antiguas en Asturias'. Un volumen editado por el Real Instituto de Estudios Asturianos (Ridea) que recoge una parte importante de la investigación arqueológica desarrollada los últimos años en el Principado. Cuatro capítulos cuya autoría corresponde a cinco firmas: David Santamaría, Mario Menéndez, Fernando Rodríguez del Cueto, Rubén Montes y Susana Hevia.

- El primer capítulo se centra en el cambio demográfico en el tránsito del Paleolítico medio al superior.

- Tanto ese como el segundo atienden a una cuestión muy interesante y, por otra parte, muy actual, que es cómo se extingue el hombre de neandertal y aparece, imponiéndose, el sapiens, el hombre moderno. Se analiza qué relaciones hay entre ellos. [...] elcomercio.es

La domesticación del cerdo es autóctona en el Mediterráneo



27/03/2017 ¿Se han preguntado alguna vez quién fue el primer ganadero de la región de Murcia? La domesticación de los animales se remonta a la prehistoria de la humanidad y, aunque les parezca raro, igual que ocurre con la historia, ésta se reescribe continuamente con la aparición de nuevos hallazgos y con la consecución de diferentes trabajos científicos. Hoy vamos a conocer a una de esas personas que ha corregido varios renglones de la prehistoria, en el ámbito de la zooarqueología.

Se trata de la profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona, María Saña Seguí, que ofrece este lunes la conferencia "Domesticación animal y ganadería prehistórica: nuevos datos para el área mediterránea y península ibérica". La charla tendrá lugar en el Hemiciclo de Letras de la Universidad de Murcia (UMU), campus de la Merced, a las 19:00 horas.

En Hoy por hoy Murcia la profesora Saña Seguí ha desvelado algunos esos nuevos datos que obligarán a reescribir este apartado de la prehistoria regional: la domesticación de animales en el Mediterráneo español comenzó en una época más antigua de la que se pensaba y, además, la domesticación tanto del cerdo como del buey son autóctonas de la zona... (Audio) Cadena SER

Resuelven el crimen de Ötzi



Un detective alemán trabajó sobre el cuerpo de Ötzi, el “hombre de hielo”, la momia hallada casi intacta cuando se descongeló un glaciar en los Alpes. Ahora se sabe cómo lo mataron y cuál habría sido el móvil de su asesinato

Angelika Fleckinger, directora del Museo de Arqueología del Sur del Tirol, en Bolzano, Italia, marcó el teléfono del detective inspector de la Policía de Munich Alexander Horn y le hizo una sola pregunta.

—¿Usted investiga crímenes antiguos sin resolver?

—Sí, lo hago —respondió el inspector Horn.

—Bueno, tengo el caso más antiguo del mundo y es todo suyo.

Ötzi, también conocido como "el hombre de hielo", es la momia mejor preservada que se haya encontrado jamás. Un hombre de la Edad del Cobre cuyo cuerpo congelado quedó atrapado durante siglos dentro de un glaciar en el norte de Italia, cerca de la frontera con Austria, hasta que el calentamiento global derritió el glaciar y dos montañistas lo descubrieron en 1991.

Diez años más tarde, una radiografía de la momia descubrió la marca de una punta de flecha de sílex incrustada en su espalda, justo debajo de su hombro. Pero recién ahora, gracias al minucioso trabajo del inspector Horn, se ha podido reconstruir lo que sucedió aquel día en los Alpes, alrededor del año 3.300 antes de Cristo.

"Cuando me llamaron, creí que era muy difícil saber la verdad, porque había pasado demasiado tiempo", contó Horn a The New York Times. "Pero lo cierto es que su cuerpo está mejor preservado que el de muchas víctimas de homicidios recientes con las que he trabajado". [...] Infobae


When the head of a small Italian museum called Detective Inspector Alexander Horn of the Munich Police, she asked him if he investigated cold cases.

“Yes I do,” Inspector Horn said, recalling their conversation.

“Well, I have the coldest case of all for you,” said Angelika Fleckinger, director of the South Tyrol Museum of Archaeology, in Bolzano, Italy.

The unknown victim, nicknamed Ötzi, has literally been in cold storage in her museum for a quarter-century. Often called the Iceman, he is the world’s most perfectly preserved mummy, a Copper Age fellow who had been frozen inside a glacier along the northern Italian border with Austria until warming global temperatures melted the ice and two hikers discovered him in 1991.

The cause of death remained uncertain until 10 years later, when an X-ray of the mummy pointed to foul play in the form of a flint arrowhead embedded in his back, just under his shoulder. But now, armed with a wealth of new scientific information that researchers have compiled, Inspector Horn has managed to piece together a remarkably detailed picture of what befell the Iceman on that fateful day around 3300 B.C., near the crest of the Ötztal Alps... 


Le «New York Times» retrace l'enquête d'un policier allemand qui s'est penché sur le sort de cette momie découverte en 1991 dans les Alpes...
 

Humanos y ratones ya convivían en primitivos asentamientos hace 15.000 años


Photo by Lior Weissbrod.

EFE.- Las comunidades cazadoras-recolectoras, que comenzaban a establecerse en Oriente Medio mucho antes de los comienzos de la agricultura, permitieron la aparición del ratón doméstico, según publica hoy la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (Pnas).

El análisis de restos dentales de antiguos ratones permitió a un grupo de científicos de la Universidad Washington en San Luis (Misuri) brindar la primera evidencia de que hace 15.000 años los humanos vivían en un mismo lugar el tiempo suficiente como para generar un impacto en las comunidades animales locales.

Los fósiles les permitieron "mirar las relaciones entre humanos y ratones desde antes de la invención de la escritura y ver cambios específicos en las formas de vida humana y las comunidades de ratones correspondientes", según dijo a Efe Fiona Marshall, del Departamento de Antropología de la universidad.

"Mis colegas Lior Weissbrod y Thomas Cucci estudiaron cientos de dientes fosilizados de ratones de sitios arqueológicos que datan del último par de cientos de miles de años. Mi rol fue conceptual en ponderar la ecología de los hogares y la influencia de la movilidad humana en las comunidades animales", relató la experta.

A través de este trabajo, los investigadores ahora pueden entender que los cazadores-recolectores con sociedades complejas y, a veces, formas de vida más fijas, transformaron su entorno más de lo que se creía.

Según Marshall, el trabajo también muestra que este estilo de vida tuvo mucha influencia en los principios del comensalismo, un tipo de asociación entre dos especies para beneficio alimenticio de una de ellas o de ambas, y en los cambios en la relación entre seres humanos y animales.

"Ahora sabemos que deberíamos mirar a este período de tiempo para encontrar las raíces de la domesticación de una forma más amplia, por ejemplo, de cerdos y cabras", explicó la investigadora.

Los resultados de la investigación también sugieren que las relaciones de los humanos con ciertos animales pudieron haber cambiado antes de lo que se cree.

Los investigadores aún tienen mucho trabajo por delante y, para ellos, será importante agregar más restos de ratones a la muestra en el largo plazo. "Hay muchas cuestiones que se abren a partir de esta investigación, como qué causó cambios morfológicos, por ejemplo, las colas largas en los ratones comensales, y cómo cambiaron las fuentes de comida y los riesgos de los depredadores con cada estilo de vida humana", agregó la antropóloga. lavanguardia.com  / Europa Press


Mouse in the house tells tale of human settlement | Washington University in St. Louis / Link 2
Ancient mice teeth show settled villages made ecological impact long before agriculture

Long before the advent of agriculture, hunter-gatherers began putting down roots in the Middle East, building more permanent homes and altering the ecological balance in ways that allowed the common house mouse to flourish, new research in the Proceedings of the National Academy of Sciences indicates.

“The research provides the first evidence that, as early as 15,000 years ago, humans were living in one place long enough to impact local animal communities — resulting in the dominant presence of house mice,” said Fiona Marshall, study co-author and a professor of anthropology at Washington University in St. Louis. “It’s clear that the permanent occupation of these settlements had far-reaching consequences for local ecologies, animal domestication and human societies.”...


Video: Can house mice help us figure out when people settled down? - Science Magazine
Ver en PaleoVídeos > L.R.2.12 nº 21.

lunes, 27 de marzo de 2017

Un congreso internacional reúne en Tarragona a los mejores prehistoriadores sobre África


 
Son las III Jornadas de Prehistoria Africana y se celebrarán en el Paranimfo del Rectorado de la Universitat Rovira i Virgili los días 28 y 29 de marzo
El acto inaugural será el martes a las 9 h y contará con la presencia del rector de la URV y del cónsul de Marruecos en Tarragona


Un congreso internacional organizado por el IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social) reunirá en Tarragona a los mejores prehistoriadores sobre África los días 28 y 29 de marzo, en el Paranimfo del Rectorado de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona. El acto de inauguración tendrá lugar el martes a las 9 h y contará con la presencia de Josep Anton Ferré, rector de la URV; Robert Sala, director del IPHES; Abdelaziz Jatim, cònsul General del Reino de Marruecos en Tarragona, Lérida y Aragón, y Begoña Floría Eseberri, tinenta alcalde del Ayuntamiento de Tarragona. [...] Noticias IPHES