miércoles, 27 de julio de 2016

Investigadores de EEUU descifran las claves del Argar a través de los huesos


© ASOME, Universidad Autónoma de Barcelona

Laboratorios de Barcelona, Estados Unidos y Alemania desentrañan su alimentación y sus enfermedades

24/07/2016. Almería sigue incorporando en su dieta las gachas que ya se hacían en época argárica. Quizá sea de los pocos rescoldos que quede de una sociedad totalmente olvidada, pero que supuso entre los años 2250 y 1500 antes de Cristo quizá el primer estado organizado, basado en el poder coercitivo, en las clases, en un deseo de expansión y en un vasallaje obligado para la subsistencia colectiva.

Investigación

Bajo tierra queda hoy día una sociedad que se extendió por todo el sureste peninsular y que sólo puede interpretarse a través de los avances científicos que cada vez dan más claves de las enfermedades, costumbres y formas de subsistencia impensables para la sociedad actual.

El yacimiento de El Argar fue el punto de partida y posiblemente desde allí se dirigiera el territorio durante buena parte de su hegemonia; por ello, la profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona Cristina Rihuete ha elegido Antas para mostrar las principales conclusiones a las que se ha llegado después de analizar los últimos hallazgos de tumbas, en concreto en el yacimiento de Almoloya, en Pliego, Murcia.

Tumba 38

Esta sociedad militarizada y fuertemente estamentada contaba con grandes ajuares para las capas superiores. Representativa resulta la tumba 38, los cuerpos de un hombre y una mujer de la artistocracia argárica, posiblemente emparentados, enterrados con un abundante repertorio de joyas de oro, plata y piedras semipreciosas. El personaje sobresaliente es ella, que lucía una diadema, de las que sólo se han encontrado cinco en todos los yacimientos investigados. Ello determina la existencia de un importante comercio con otras culturas y otros pueblos de los que llegaban el ámbar, el marfil o el oro. Incluso el cobre llegaba de Sierra Morena y no de las minas más cercanas, quizá con la intención de afianzar el control económico de su territorio y de los pueblos colindantes. [...] lavozdealmeria.es


Noticia relacionada: 14/07/16. Las VII Jornadas de estudio sobre la cultura de El Algar tratarán sobre "los esqueletos"

Antas.es
  
“Los esqueletos cuentan: trabajo, alimentación y salud en El Argar” es el título de las VII Jornadas de estudio sobre la cultura de El Argar, que tendrán lugar este viernes 15 de Julio a las 20:00h en el Museo Pedro Flores de Antas (Almería)...

Was Tuberculosis Born Out of Fire?


 
By damaging lungs and bringing people together, fire may have turned a soil microbe into a global pathogen.

Many thousands of years ago, on a chilly African night, a group of people gather around a fire in a cave. Using the flames, they cook their food, fashion new weapons, and warm themselves. But where there’s fire, there’s also smoke, and the smoke is giving the huddled humans a wretched cough. And in their inflamed airways, a microbe that normally lives in the soil is taking hold, changing, evolving into something new.

This, according to Rebecca Chisholm and Mark Tanaka, biologists at the University of New South Wales, is a possible origin story for one of the oldest human diseases—tuberculosis.Caused by a bacterium called Mycobacterium tuberculosis, the disease formerly known as consumption has been plaguing people for tens of thousands of years.[...] The Atlantic

Neanderthal skulls and brains may have developed just like ours

Añadir leyendaSo we’re both just as bright, but who’s better-looking? Pascal Goetgheluck/Science Photo Library

Great minds grow alike. Evidence from Neanderthals’ skulls suggests that their large brains grew in the same way as ours do. That in turn suggests that Neanderthals were perhaps not so cognitively different from us – although not everyone agrees with this interpretation.

We know that Neanderthal brains were roughly the same size as ours, making them the largest among all known extinct human species. To get a sense for how they grew over an individual’s life, Christoph Zollikofer at the University of Zurich, Switzerland, and his colleagues looked at 15 Neanderthal skulls. Six belonged to adults and nine to children; the youngest was an individual who died just weeks after birth, the oldest a child who died aged roughly 12.

Using software, they generated 3D casts of the brain case – effectively allowing them to study changes in the rough shape of the Neanderthal brain through childhood. They then compared the findings with patterns of brain development in modern children. [...] New Scientist / Link 2 

martes, 26 de julio de 2016

Hallan pinturas rupestres "únicas" de hace 7.000 años en un abrigo de Villafranca del Cid (Castellón)



2/3
 
Representan una batida de caza en la que diversos arqueros acechan a una manada completa de 13 jabalíes

A punto de cumplirse un siglo del descubrimiento de las pinturas rupestres de la Cova dels Cavalls de Tirig, el arte rupestre levantino suma a su patrimonio castellonense un hallazgo "único" y "singular" en un abrigo de Villafranca del Cid, donde se ha encontrado representada una batida de caza en la que diversos arqueros acechan a una manada completa de 13 jabalíes, compuesta por diez adultos y tres crías, que constituye "la más numerosa" que se ha detectado hasta la fecha.

VALENCIA. Así lo ha anunciado este martes el secretario autonómico de Cultura y Deporte, Albert Girona, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado por el alcalde del municipio, Óscar Tena, y los arqueólogos que han realizado el descubrimiento, Dídac Roman e Inés Domingo.

La particularidad de este hallazgo, de gran "valor científico e histórico", ha resaltado Girona, reside en el número de figuras, cuyos jabalíes superan a la decena ciervos de la Cova dels Cavalls, y en que se trata de una manada de jabalíes.

Los arqueólogos han explicado que las escenas de caza de jabalíes son comunes en el Maestrazgo de Castellón y de Aragón, pero normalmente se trata de escenas de caza individual o en pareja, que intervienen sobre uno o dos ejemplares adultos.

Sólo dos yacimientos de los más de mil que hay en la fachada mediterránea, incluyen escenas con un mayor número de ejemplares, como los cinco ejemplares del abrigo A del cingle de Palanques (con tres adultos y dos crías), o los cinco ejemplares de la cavidad V de la Cova Remígia (Ares).

El secretario autonómico de Cultura ha destacado que "el 40% de las pinturas rupestres se encuentran en territorio de la Comunitat Valenciana y ha garantizado que "los técnicos de la dirección general estudiarán la protección física para dotar a las pinturas de la adecuada preservación".

"SACAR EL ARTE RUPESTRE DEL POZO"

El alcalde de Villafranca del Cid, Oscar Tena, ha celebrado con "alegría" este nuevo hallazgo que contribuye a aumentar "el gran patrimonio rupestre que tiene la provincia de Castellón". En este sentido ha subrayado la "necesidad de poner en valor estos recursos para generar riqueza y empleo en los pueblos del interior".

"Sería impensable en cualquier país europeo" tener algo así y no ponerlo en valor, ha señalado Tena, quien ha lanzado una "crítica" al anterior Gobierno del PP por "no aprovechar estos recursos para generar trabajo y traer gente de toda Europa que podría empaparse de nuestra cultura y nuestro patrimonio".

El primer edil de Villafranca ha confiado en que el nuevo ejecutivo valore el potencial turístico del hallazgo, y aunque es consciente de que "hay poco dinero en estos momentos", traslade el "entusiasmo" por el arte rupestre levantino, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998, "para que el arte rupestre salga del pozo donde está años instalada".

"UN REGALO" QUE "EN PELIGRO"

Los arqueólogos han valorado el hallazgo como un "regalo" justo cuando el próximo año se cumplirán cien años del descubrimiento de la Cova del Cavalls de la Valltorta, que es una referencia mundial en el arte levantino.

Según han reivindicado, "es hora de aprovechar el arte rupestre para potenciar el turismo en nuestro territorio" pero eso sí, primero es "necesario el compromiso del Gobierno de cerrar y proteger abrigos como éste porque el compromiso del Gobierno anterior aún no se ha cumplido", ha apuntado Roman.

En esta línea, Domingo ha alertado de que la zona en la que se han encontrado estas últimas pinturas se encuentra en un estado de conservación "bastante deficiente". "Urge" protegerla ante un "inminente peligro" de desprendimiento", ha avisado.

APLICACIÓN 4D PRA LA COVATINA DEL TOSSALET

Inés Domingo y Dídac Román trabajaban en un proyecto de una aplicación 4D del abrigo con arte rupestre levantino de la Covatina del Tossalet del Mas de la Rambla de Villafranca del Cid cuando encontraron las nuevas pinturas.

La aplicación 4D, también presentada este martes, permite navegar por el modelo 3D del abrigo, y visualizar en 4D los motivos pintados Tossalet del Mas y ver los cambios que ha experimentado a lo largo del tiempo desde que fueron fotografiados por primera vez en los años 70, hasta las mejoras que han mostrado algunos de ellos gracias a la limpieza que se llevó a cabo en 2015).

Es una aplicación que permite el acceso virtual a un conjunto de arte levantino en toda la fachada Mediterránea, por lo que supondrá un gran avance en la puesta en valor y difusión mundial de este Patrimonio de la Humanidad, que podrá ser visitado en 4 dimensiones desde cualquier lugar del mundo con acceso a Internet, han destacado.

643 PINTURA EN LA COMUNITAT VALENCIANA La Comunitat Valenciana tiene registrados en estos momentos 643 lugares con pinturas rupestres en las tres provincias, un elemento vertebrador del Arco Mediterráneo de la península Ibérica que se extiende por las sierras litorales e interiores del Arco Mediterráneo de la península Ibérica, a lo largo de mil kilómetros de zona próxima a la costa, desde Cataluña hasta el extremo oriental de Andalucía. Deia / Link 2 / Link 3

Viaje a la Prehistoria a través de la gastronomía


Juan Luis Arsuaga, durante su charla en las Jornadas Gastronómicas de la Prehistoria. RAQUEL ASIAÍN
 
En el Parque Paleolitico Vivo de Burgos

El olor a hoguera daba paso a las primeras Jornadas Gastronómicas de la Prehistoria. Este evento, organizado por el parque Paleolítico Vivo de Burgos, ha recreado durante este pasado fin de semana la forma de vivir de nuestros antepasados. Pedro Cura y Lemra Kingi fueron los cocineros que consiguieron que el paladar de todos los asistentes viajase miles de años atrás.

El plato estrella de las jornadas fue la carne de un animal prehistórico, el uro. Éste llegó a desaparecer durante la época romana pero está en proceso de recuperación a través del cruce de grandes bóvidos que, por el color del pelaje y su forma -entre otras cosas-, guardan reminiscencias de lo que eran aquellos animales de gran envergadura.

Kingi, con experiencia como cocinero en los safaris de África, fue uno de los encargados de trasladar a los asistentes al Paleolítico más vivo. Cocinaba la carne como se hace en la tribu de la que proviene, los Masai (Tanzania). Reposaba los filetes de tarpán -un caballo prehistórico- en hojas de árbol para que no tocasen el suelo y, seguidamente, clavaba unos palos en la tierra para asar la carne al fuego. No había cubiertos, no había platos. Todo se comía como en la Edad de Piedra: con las manos. Por su parte, Cura, el cocinero portugués de la empresa Prehistoric Skills Events -dedicada a organizar eventos de este tipo por todo el mundo-, se encargó de cocinar los demás platos: la carne de uro, la de conejo,... EL MUNDO

La Dama Roja Paleolítica de la Cueva de El Mirón (Cantabria)


Mandíbula de 'La dama roja', fósil de mujer encontrado en la cueva de El Mirón. eldiariomontanes.es

José Miguel Carretero Díaz. La Prehistoria antigua está llena de enigmas, y las fases más recientes, no por estar más cercanas a nosotros, carecen de ellos. Uno de tantos está relacionado con los “enterramientos” o los “rituales funerarios” practicados en la Península Ibérica por los cazadores-recolectores del Paleolítico superior (redondeando entre los 38.000 y los 10.000 años antes del presente), y sobre todo durante su última fase, el período conocido como Magdaleniense, solo algo posterior al final de la última glaciación. Para que se sitúen y a groso modo, hablamos de los artistas que plasmaron parte de su mundo en las paredes de cuevas francesas como La Chauvet y Lascaux o españolas como Altamira y el Castillo, por citar verdaderos referentes del arte paleolítico.

El año pasado tuve el privilegio de participar, junto a varios de mis colegas, en el estudio del primer enterramiento encontrado en la Península Ibérica del período Magdaleniense. Se trata de un enterramiento asociado a un complejo ritual funerario que tiene una antigüedad calibrada de 18.700 años antes del presente y ha sido hallado en la Cueva Cántabra de El Mirón, en Ramales de la Victoria. Se trata de una cueva habitada desde la época de los neandertales hasta la Edad del Bronce y que por tanto contiene un magnífico depósito arqueológico. La excavación e investigación de este importante yacimiento la dirigen desde 1996 los profesores Manuel González Morales, del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria y Lawrence Guy Straus, de la Universidad de Nuevo México (EEUU). [...] Museo de la Evolución Humana

Hallan en Egipto restos de talleres neolíticos de procesado de hematita, los primeros conocidos en el desierto occidental


2/4. Uno de los talleres de procesado de hematita descubiertos

La misión arqueológica polaca que trabaja en la frontera entre Egipto y Sudán desde 2009 y que estudia el hallazgo de asentamientos y enterramientos neolíticos en la región de Gebel Ramlah, a unos 140 kilómetros al Oeste de Abu Simbel, acaba de reportar el descubrimiento de talleres de procesado de hematita, que se usaban para obtener el tinte rojo (ocre) usado en pinturas y ritos funerarios.

Hace miles de años existió un gran lago en la zona de Gebel Ramlah, cuya presencia hoy solo es detectable por el contorno del mismo que ha quedado marcado en el desierto. En torno a este contorno los arqueólogos han descubierto diferentes asentamientos neolíticos. Aunque no han aparecido restos de viviendas (la teoría es que utilizaban chozas y casas de madera), hallaron evidencias de pozos y almacenes de alimentos, fragmentos de piedras de moler, cerámica y herramientas de piedra.

También restos de animales como gacelas, cabras, ovejas y ganado, que indican que los individuos habitaban y trabajaban en el lugar. Pero el descubrimiento más importante corresponde a talleres en los que se procesaba roca con alto contenido en hematita roja, un mineral de óxido férrico que se utilizaba para obtener tinte de color ocre. [...] labrujulaverde.com


Link 2: Polish archaeologists study the first shepherds of Africa | Science & Scholarship in Poland
Borderland of present day Egypt and Sudan today is a sunburned desert. But 10 thousand years ago, thousands of animals walked there among luxuriantly growing trees. Polish archaeologists are looking for traces of people, who lived there at that time and exploited the environment.
18/07/16. "We do not really know who were the communities, whose settlements and cemeteries are the target of our excavations" - told PAP Prof. Jacek Kabaciński from the Poznań branch of the Institute of Archaeology and Ethnology PAS. The scientist heads the expedition in the region of Gebel Ramlah, which is located about 140 km west of the famous rock temples of Ramses II at Abu Simbel. Poles work there since 2009...

El ADN revela los secretos de los primeros agricultores




Se desarrollaron en Oriente Próximo, hace 12.000-8.000 años

Un análisis genético a gran escala de humanos antiguos de Oriente Próximo ha explicado varios misterios sobre la evolución y las migraciones de los primeros agricultores, hace 12.000-8.000 años. Hasta ahora, la degradación que el calor produce en el ADN de los huesos dificultaba su estudio.

Con el primer análisis a gran escala del genoma de restos humanos antiguos de Oriente Próximo, un equipo internacional dirigido por la Escuela de Medicina de Harvard (EE.UU.) ha iluminado las identidades genéticas y la dinámica de población de los primeros agricultores del mundo.

El estudio revela tres poblaciones genéticamente distintas de agricultores que vivían en Oriente Próximo, en los albores de la agricultura hace 12.000-8.000 años: dos grupos recién descritos en Irán y el Levante mediterráneo y un grupo ya conocido en Anatolia, en la actual Turquía.

Los resultados, publicados en la revista Nature, también sugieren que la agricultura se extendió en Oriente Próximo, al menos en parte, porque los grupos existentes inventaron o adoptaron tecnologías agrícolas, más que porque una población sustituyera a otra.

"Algunas de las primeras agricultura se practicaba en el Levante, incluyendo Israel y Jordania, y en las montañas Zagros de Irán -dos bordes de la Media Luna Fértil ", dice Ron Pinhasi, profesor asociado de arqueología en la Universidad de Dublín (Irlanda) y co-autor del estudio. "Queríamos averiguar si estos primeros agricultores eran genéticamente similares entre sí, o a los cazadores-recolectores que habían vivido allí antes, para aprender más acerca de cómo se produjo la primera transición agrícola del mundo." [...] tendencias21.net


Link 2: Meet the First Farmers | HMS
Ancient DNA reveals complex genetic history of Near East at dawn of agriculture

Conducting the first large-scale, genome-wide analyses of ancient human remains from the Near East, an international team led by Harvard Medical School has illuminated the genetic identities and population dynamics of the world’s first farmers.

The study reveals three genetically distinct farming populations living in the Near East at the dawn of agriculture 12,000 to 8,000 years ago: two newly described groups in Iran and the Levant and a previously reported group in Anatolia, in what is now Turkey... (Video)

lunes, 25 de julio de 2016

Descubren un nuevo antepasado de los humanos que dejó su ADN en islas Andamán


Andaman - ABC

EFE. Científicos del Instituto de Biología Evolutiva (IBE) de Barcelona han descubierto un nuevo tipo de homínido actualmente extinguido, que vivió en el sureste asiático y parte de cuyo ADN se encuentra en los aborígenes pigmeos de las islas de Andamán (India).

Según la investigación, que publica hoy la revista "Nature Genetics", esta especie no descrita hasta ahora es un antecesor de los humanos, igual que los neandertales o los denisovanos entre sí, y se cruzó con los humanos modernos hace decenas de miles de años.

Los primeros autores del estudio son Mayukh Mondal y Ferran Casals, investigadores del IBE, un centro mixto de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en colaboración con Partha Majumdar, del Instituto Nacional de Genómica Biomédica de la India.

El análisis genético de un grupo de habitantes de las islas Andamán en el océano Índico ha revelado que su ADN contiene fragmentos que no corresponden a los humanos modernos que salieron de África hace unos 80.000 años.

Al comparar estas secuencias con las de los neandertales y denisovanos, los científicos del IBE han visto que también son diferentes y han concluido que este ADN pertenece a un homínido extinto que comparte un ancestro común con los otros dos, pero que tiene una historia diferenciada.

Según ha explicado el investigador principal del IBE y catedrático de Biología y Antropología de la UPF, Jaume Bertranpetit, esta es una nueva prueba de que el genoma humano contiene pequeñas cantidades de información proveniente de antepasados extinguidos.

"Hemos encontrado fragmentos de ADN del homínido extinto formando parte del genoma de los humanos modernos. En un futuro próximo esperamos obtener el genoma completo a partir de restos fósiles", ha anunciado Bertranpetit.

El catedrático ha explicado que hace unos 80.000 años, el 'Homo sapiens' arcaico evolucionó a hombre moderno en África, pero una pequeña parte de la población abandonó el continente y dio lugar a todas las poblaciones humanas fuera de África.

Sin embargo, hasta ahora había dudas de si pigmeos como los de las islas Andamán provenían de una migración inicial a la que habrían sucedido otras migraciones.

Gracias a las secuencias de ADN obtenidas en este estudio, los investigadores han confirmado que no es así y que el llamado 'Out of Africa' se produjo en una sola migración, de la que descienden todos los humanos modernos.

La teoría de una primera ola migratoria proviene de los naturalistas y los antropólogos del siglo XIX, que vieron que los aborígenes de Andamán y otros grupos étnicos de partes aisladas del sudeste asiático eran similares físicamente a los pigmeos africanos.

De hecho, estas poblaciones se llaman "Negritos" porque tienen una estatura corta, pelo negro y muy rizado y piel oscura.

El estudio publicado hoy desmiente esta posibilidad. "El genoma de estas poblaciones contiene trozos de ADN del homínido extinto que acabamos de descubrir, pero todos provenimos del mismo Out of Africa", ha indicado Bertranpetit.

La estatura pequeña de los andamaneses, pues, no se explica porque los primeros habitantes fueran bajos y por ello su descendencia ahora también lo sea, sino que los científicos han encontrado evidencias genéticas de que este hecho es la consecuencia de un proceso evolutivo de adaptación y de selección natural.

"En una isla pequeña no hay lugar para toda la cadena trófica; por tanto, los grandes depredadores deben desaparecer y los animales de niveles inferiores se hacen pequeños, ya que les da ventajas selectivas", ha afirmado Bertranpetit.

El estudio también aporta pruebas genéticas concluyentes sobre este fenómeno, que originó animales como el 'Myotragus balearicus', una cabrita de 40 centímetros que habitaba las Islas Baleares, o los elefantes de un metro que vivían en Sicilia.

Este hallazgo también podrían servir para explicar la estatura de los homínidos fósiles de la isla de Flores en Indonesia. eldiario.es / Link 2 / Link 3 


Actualización: Andamanese Islander Genomic Analysis Indicates Single Origin for Modern Asians | GenomeWeb
A genomic analysis of the Andamanese Islanders of India suggests that all Asian and Pacific populations stem from a single origin and expansion out of Africa.

Researchers from Universitat Pampeu Fabra sequenced the whole genomes of 10 Andamanese individuals and compared them to sequences from 10 mainland Indians. The Andamanese and mainland Indians had been thought to have different origins owing to differences in morphology and language. One theory proposed that the Andamanese were the descendants of an early out-of-Africa migration whose ancestors didn't mix with other populations.
However, Fabra's Jaume Bertranpetit and his colleagues uncovered evidence of a single origin for all Asian and Pacific populations as well as traces of mixture with an ancient hominin, as they reported today in Nature Genetics. They also noted that the distinctive phenotypes of the Andamanese population could be traced to natural selection.

"[T]he distinctive morphology of the Andamanese probably has originated from strong adaptive selection, as demonstrated by the excess of genes under selection related to height and body mass, leading to possibilities of understanding the basic biology of a complex adaptation to an island environment," Bertranpetit and his colleagues wrote in their paper...

domingo, 24 de julio de 2016

20.000 años de arte en la cueva de Hornos de la Peña


1/7.

La cueva de Hornos de la Peña sigue conservando pinturas y grabados de más de 20.000 años
Se podrá visitarse hasta septiembre a "precios asequibles"

La figura de un antropomorfo, un ser que mezcla lo humano con lo animal, quizá sea lo "más curioso" pero no lo único que el visitante puede ver en Hornos de la Peña, una de las diez cuevas Patrimonio de la Humanidad de Cantabria, en la que se pueden contemplar grabados y pinturas de hace más de 20.000 años. Situada en pleno monte, cerca del pueblo de Tárriba, en el municipio cántabro de San Felices de Buelna, Hornos de la Peña fue localizada a principios del siglo XIX, al mismo tiempo que la mayoría de las cuevas con arte rupestre de la Cornisa Cantábrica.

Con la pregunta a los lugareños de si conocían alguna cavidad significativa en su zona, el arqueólogo Hermilio Alcalde del Río logró localizar en 1903 en una ladera, cerca de otras cavidades (ahora Patrimonio de la Humanidad), la cueva de Hornos de la Peña.

Ya en su entrada o "vestíbulo", se puede contemplar uno de los grabados "únicos", quizá realizado con 'silex' por su profundidad, que muestra parte de un caballo que se cree que nuestros antepasados dibujaron hace más de 20.000 años, antes de que otros artistas pintaran los bisontes en Altamira.

El conservador de las cuevas prehistóricas de Cantabria, Raúl Gutiérrez, explica que la certeza es la única palabra que no usan los expertos al hablar del arte grabado hace miles de años por los antiguos moradores de este planeta, porque datar una figura realizada sobre la piedra es, aun en pleno siglo XXI, casi "imposible".

También es difícil saber por qué esos antepasados decidieron grabar, por ejemplo, ese caballo de la entrada de Hornos de la Peña, en el espacio (eso sí se sabe) en el que "vivían" los humanos, ya que era al que llegaba la luz, había menos humedad y era la zona más adecuada como "residencia". Sin embargo, la mayoría de los grabados y pinturas, como ocurre en todas las cavidades, se encuentran en el interior, por donde ahora no es fácil acceder, así que imaginemos cómo lo hacían sus moradores hace miles de años, cuando incluso tenían que "reptar" para entrar en las distintas galerías de la cavidad.

En una de ellas, la primera de la visita, un grupo de prehistoriadores ha localizado recientemente el grabado de una cierva trilineal (hecha con tres líneas), por lo que, como ocurre siempre en estas cavidades, nadie descarta descubrir en un futuro más vestigios de arte de nuestros antepasados. De hecho, esos prehistoriadores iniciarán un proyecto en Hornos de la Peña para "revisar" de nuevo la cueva e intentar localizar más representaciones artísticas de los que fueron sus habitantes hace miles de años.

Raúl Gutiérrez destaca la importancia de esos nuevos trabajos, tanto para ésta como para otras cavidades, ya que los avances científicos han sido muchos en los últimos años y estas cuevas esconden tanto, que quizá pueda haber mucho más arte por descubrir. Ya descubierto, por quien encontró la cavidad, hay un uro (toro salvaje) grabado con los dedos sobre arcilla, en una especie de "hornacina" dentro de una amplia galería. Cerca, en otras pequeñas salas, el visitante puede ver grabados de más representaciones de animales, como caballos, bisontes o cabras, así como unos signos, hechos con los dedos sobre superficie blanda, denominados "Macarroni", que también han aparecido en otras cavidades con arte rupestre.

Porque lo que sí es certeza, es que el entorno donde se ubica Hornos de la Peña, cerca de cavidades Patrimonio de la Humanidad como El Castillo, "fue muy ocupado" en el Paleolítico Superior. También es cierto, "curioso" y "único" en relación a otras cuevas (aunque también aparece en Altamira), el grabado de un ser hombre y animal, un antropomorfo, en posición erguida, que el visitante puede ver al final del recorrido de Hornos de la Peña, al lado de caballos casi perfectos, realizados sobre las paredes de la misma sala.

Raúl Gutiérrez reconoce lo "emblemático" que es ese antropomorfo que una de las personalidades en el estudio de la Prehistoria Henri Breuil llamó "el mono" y que es la figura más destacada en Hornos de la Peña. [...] eldiariomontanes.es / Fotogalería (5)