viernes, 11 de septiembre de 2009

La joya abandonada.

"... para llegar a la Cueva de la Pileta, una de las que en España encierra más bellezas naturales a lo largo de los tres kilómetros de sus galerías hasta hoy descubiertas, una de las más ricas de la Península en yacimientos de cerámica, en restos humanos y en animales de la prehistoria; la que ha servido de preciosa cantera para enriquecer, entre otras salas arqueológicas, las del Museo Británico de Londres; la que encierra mayor número de pinturas paleolíticas y neolíticas del Universo; una de las cuevas, en fin, de mayor interés histórico del mundo, está - a pesar de haber sido declarada Monumento Nacional hace veintinueve años - escondida, apartada, casi diríamos que prohibida para el acceso normal del turismo extranjero o español...".

Han pasado cincuenta y seis años de lo escrito por Torcuato Luca de Tena en "La joya abandonada", pero parece que fue ayer. Y es que tras cortarse la carretera de acceso a la Cueva de la Pileta por un corrimiento de tierras, llegar hasta élla se ha convertido en una misión al alcance de unos pocos; la mayoría al llegar al tramo cortado y a la vista del escueto cartel informativo, propio de un camino vecinal, se da media vuelta y adios. Siete meses lleva el cartelito haciendo de burladero, y va para largo porque a nadie le importa.


Para ir a la Cueva la vía alternativa es: Ronda > Atajate > Jimera de Líbar > Cueva de la Pileta.


Ver La Cueva de la Pileta y su entorno en un mapa más grande

Saber más: Situación/visitas a la Cueva de la Pileta.