domingo, 9 de marzo de 2014

El héroe prehistórico de Castro de Rei, listo para ir al museo

La pieza funeraria de Orizón se llevará a Viladonga tras una minuciosa limpieza

Hervés, en su estudio, donde la pieza ha sido estudiada. óscar cela

La colección de piezas que guarda, no siempre para la exposición permanente en sus distintas salas, el Museo de Viladonga se enriquecerá próximamente con otro objeto, aparecido además a pocos kilómetros de ese espacio cultural, también en el término municipal de Castro de Rei. La pieza funeraria hallada en la parroquia de Orizón hace algo más de año y medio está a punto de ser trasladada al citado museo, tras una limpieza que los responsables de la empresa encargada no dudan en considerar minuciosa.
descripción

Homenaje a un héroe. Francisco Hervés -arqueólogo de la empresa Arqueoconsulting, que ha realizado los trabajos de limpieza del objeto- explica que la pieza seguramente era una representación de un héroe y que por ello habría formado parte de un espacio funerario dedicado a una figura de relevancia social. Se trata, dice, de estatuas menhir, que se colocaban cerca de un túmulo, bien como una parte del conjunto funerario, bien para indicar la proximidad de su ubicación.

Antigüedad

Alrededor del 1.200 antes de Cristo. Puede suponerse que la pieza tiene unos 3.000 años de antigüedad, puesto que Hervés sitúa el momento de su elaboración en el final de la Edad del Bronce o en el comienzo de la Edad del Hierro. Ese tipo de piezas aparecen, afirma el arqueólogo, en el Neolítico final.

Proceso

«Hubo que limpiar mucho». Hervés resume con esa frase un proceso que ha durado aproximadamente año y medio. En primer lugar, la abundancia de orificios que presenta la pieza obliga a trabajar de manera minuciosa. En segundo lugar, a los trabajos de limpieza los han acompañado otros: así, Herves desvela que se han efectuado reproducciones en 3D y que el proceso de limpieza y de restauración se ha aprovechado para reunir amplia información. [...] lavozdegalicia.es