viernes, 2 de mayo de 2014

«La Vall de Bairén es un auténtico paraíso para los arqueólogos»

El arqueólogo José Aparicio reflexiona sobre la Cova Foradà de Oliva y asevera que los neandertales no eran caníbales como algunos especialistas se han atrevido a apuntar. El experto, que lleva décadas investigando en este yacimiento de la Safor, lamenta los recortes de Diputación de Valencia y lanza duras críticas al ente provincial por cerrar el grifo a las excavaciones. Aparicio, además, indica que la Vall de Bairén es un paraíso para los arqueológos debido a todo lo que queda todavía por descubrir. 

-Recientemente se ha conocido que determinados restos humanos neandertales de una cueva de Xàtiva tienen marcas que permiten sospechar de que hubo canibalismo en época Musteriense. ¿En la Cova Foradà de Oliva también había estas prácticas?

-La antropofagia o canibalismo, es decir el comer carne humana por los humanos, va contra natura, en el mundo animal tiene su reflejo, salvo casos puntuales, como ocurre entre los humanos. Pero los neandertales no eran caníbales, no comían carne humana, como algunos han insinuado. Si su dieta habitual se hubiera nutrido de carne humana, los huesos sobrantes se encontrarían junto a los de la fauna. Precisamente, esto se ve perfectamente en la Cova Foradà de Oliva, uno de los yacimiento más importantes de Europa, donde se vivió ininterrumpidamente durante más de 100.000 años. 

-Usted ha llevado las excavaciones de la Cova Foradà durante décadas. ¿En qué situación nos encontramos ahora? [...] lasprovincias.es/