martes, 5 de agosto de 2014

González Morales cree que la política debe intervenir "lo menos posible" en la reapertura de Altamira

El director del IIIPC cree que la decisión debe tomarse buscando un "balance equilibrado" entre los intereses sociales y de protección

EUROPA PRESS / 04-08-14. El director del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC), Manuel González Morales, ha manifestado que "lo ideal sería que la política interviniera lo menos posible en la cuestión de la reapertura de la cueva de Altamira" y que la decisión final debería tomarse buscando "un balance equilibrado" entre "los intereses sociales y de protección de la caverna".

   Sin embargo, González Morales, que dirige en Ramales de la Victoria el Curso de Verano de la Universidad de Cantabria (UC) 'Cavernas y cambio climático global: una mirada al pasado', reconoció que "es inevitable" que las cuestiones de tipo político tengan peso en esta decisión porque Altamira forma parte del Patrimonio Mundial, que está gestionado "por las administraciones" y porque existe "un pleito por la titularidad de la cueva" entre "el Estado, el Ayuntamiento de Santillana del Mar y el Gobierno de Cantabria" que "viene de largo".

   En opinión del director del IIIPC, la cueva de Altamira "sí se puede reabrir" al público "aunque sea con limitaciones", porque "cualquier cueva, salvo casos muy extremos, se puede visitar", además de que uno de los fines de los Bienes Patrimonio de la Humanidad es que "desde el punto de vista social, se puedan aprovechar".

   Para González Morales, catedrático de Prehistoria de la UC, "no tendría el menor sentido" que Altamira se vuelva a reabrir "masivamente", pero tras el "análisis de conservación" que se está llevando a cabo con visitas experimentales, se podría plantear "un programa de 5 visitas al día 5 días a la semana".

   En cualquier caso, se decida o no que Altamira se reabre, el experto indicó que "siempre va a haber tensión" entre quienes abogan por "la conservación extrema" de la cueva y defienden que no se visite y quienes consideran que la caverna "es un gran potencial turístico".

Entre los inconvenientes de conservación de Altamira, el director del IIIPC mencionó el hecho de que la cueva "está fuertemente modificada" y la existencia de formaciones biológicas como "colonias de algas y bacterias", factores que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) "ha estado estudiando en los últimos años" porque preocupa más que los "problemas ambientales".

MÁS CONVOCATORIAS PARA VISITAR CUEVAS ACTUALMENTE CERRADAS

   El director del IIIPC subrayó que "Cantabria es la región de la Cornisa Cantábrica con más cavernas con arte paleolítico" por lo que es un "lugar estrella para el estudio de las pinturas rupestres", tras añadir que también "debería ser un punto clave" para el análisis de "los problemas de conservación y de gestión de estos conjuntos".

   Asimismo, el catedrático de Prehistoria manifestó que la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio del Gobierno regional "tendría que ampliar" el número de convocatorias para visitar cuevas "que normalmente están cerradas por conservación" porque "en Cantabria hay muy pocas cavernas con arte paleolítico abiertas al público".

   Manuel R. González Morales concluyó destacando que "hay que aprender de los errores" en que se ha incurrido con Altamira para establecer controles y límites y que "todas las cuevas" de la región se puedan visitar.

   El director del IIIPC coordina el monográfico que esta mañana han inaugurado en Ramales de la Victoria la teniente alcalde de dicho cabildo, María Dolores Sainz Lastra; el director general de los Cursos de Verano UC, Manuel Estrada, y la vicerrectora de Cultura, Participación y Difusión de la UC, Elena Martín Latorre.
europapress.es