domingo, 5 de octubre de 2014

Joyas rupestres con rendija de Asturias


Interior de la cueva de Candamo.

Patrimonio no descarta programar visitas a algunas de las cuevas que permanecen cerradas al gran público para personas altamente interesadas y en grupos reducidos

Asturias cuenta con 52 cuevas que contienen arte rupestre. De ellas están abiertas ocho, aunque solo cinco... (Suscripción)  lne.es/

 Les Pedroses, en Ribadesella, podría ser uno de los complementos de la cueva de Tito Bustillo. Patrimonio reconoce que está semi preparada para las visitas. Tiene unos animales acéfalos que son muy interesantes desde el punto de vista científico pero quizá no muy espectaculares para las visitas turísticas. Es una de las muchas cuevas en las que se plantea el dilema de lo que se ve y lo cuesta que se vea. 

Llonín es una cueva de un valor artístico impresionante. La "cueva de los quesos" sobrevivió al uso artesano... (Suscripción)

Covaciella estuvo 12.000 años cerrada naturalmente. Las obras de la autovía descubrieron el tesoro que...(Suscripción)
La cueva de Coimbre, en Peñamellera Alta, está sujeta a estudio arqueológico. Uno de sus principales problemas es que tiene un acceso muy complicado desde la carretera. Su bisonte grabado, en el vestíbulo, es una figura fantástica, de lo mejor del arte rupestre asturiano. A partir de ahí, llegar hasta otras referencias rupestres se hace difícil y obliga a reptar y a bajar por una especie de tubo. Las visitas generales se hacen casi imposibles... (Suscripción)
Los ejemplos de nuestro entorno no aclaran mucho. Cantabria tiene catorce cuevas abiertas al público (cuenta...  (Suscripción)