jueves, 16 de octubre de 2014

Nueces prehistóricas revelan estilo de vida antiguo


Figure 1/10: Fox nut (E. ferox) from Gesher Benot Ya'aqov Layer II-6 Level 1, complete seed with its characteristic germination aperture and attachment scar (hilum). (Image credit: authors)

Una excavación arqueológica cerca del Puente de las Hijas de Jacob (en el río Jordán) ha puesto de manifiesto que las personas de la prehistoria de Israel comían nueces de una especie en extinción, hace más de 750.000 años. Los arqueólogos, dirigidos por la investigadora de la Universidad Hebrea de Naama Goren-Inbar, han descubierto evidencias del uso más temprano del fuego por el hombre fuera de África, por no hablar de los detalles sobre la alimentación de los pueblos prehistóricos y su vida cotidiana.

Goren-Inbar, ganadora del Premio Emet 2014 para la Ciencia, el Arte y la Cultura, junto con sus colegas israelíes Yoel Melamed e Irit Zohar, y los investigadores indios Kumar Akhilesh y Shanti Pappu, han publicado los resultados de su trabajo en la revista Internet Archaeology.

Resulta que las antiguas nueces eran frutos de una planta acuática que se ha extinguido en Israel, pero actualmente se encuentra en la India, donde los nativos cosechan y procesan las nueces. La manera como el hombre prehistórico procesaba las nueces ha llevado a conclusiones sobre las capacidades cognitivas y sociales de la población.

La zona del puente de Las Hijas de Jacob contiene uno de los yacimientos prehistóricos más importantes de Israel. Los artefactos encontrados allí pertenecen a la cultura achelense, uno de los períodos prehistóricos más largos, durando más de un millón y medio de años hasta hace unos 250.000 años.

El sitio es único en sus capas muy ricas en humedad y relativamente carente de oxígeno, que conserva muchos artefactos naturales y orgánicos. Aparte de las herramientas de piedra, los arqueólogos encontraron muchos elementos que arrojan luz sobre la dieta del hombre prehistórico, incluyendo huesos de peces, elefantes, rinocerontes, carneros, caballos y cangrejos, así como frutos secos y frutas.

La planta de agua dulce de la que extraían la nuez, llamada Euryale ferox, era común en el Medio Oriente y Europa, y hoy sobreviven en el subcontinente indio. Goren-Inbar dice que los frutos secos de las plantas son muy nutritivos, pero comerlos requiere un amplio conocimiento de la planta, así como un método complejo para el procesamiento de los frutos secos.

Para saber más sobre las nueces, los investigadores viajaron a Bihar, India, donde los habitantes cultivan y comercializan las nueces Euryale. aurora-israel.co.il/


Link 2: Prehistoric nuts shed light on ancient Israelis | Haaretz
An archaeological dig near the Daughters of Jacob Bridge has revealed a raft of retails on the lives of the people in prehistoric Israel over 750,000 years ago. The archaeologists, headed by Hebrew University’s Naama Goren-Inbar, have discovered evidence of the earliest use of fire by man outside Africa, not to mention details on prehistoric people’s food and daily lives... (subscribers & registered users)