martes, 30 de diciembre de 2014

El Neolítico más viejo sale a la luz en la Sierra de la Utrera


Parte del Equipo de Investigación. 2013 / cota0.com

La Sierra de la Utrera, entre los términos municipales de Manilva y Casares, guarda uno de los tesoros históricos mejor conservados del Neolítico antiguo andaluz. Más concretamente, el avance de los hallazgos encontrados en la cavidad conocida como Sistema Subterráneo de las Hediondas, revela que se trata de un yacimiento de primera magnitud para el estudio de los rituales funerarios de las primeras sociedades neolíticas malagueñas, de hace unos 5.000 años a. C.

"Podríamos denominarlos enterramientos si no fuera porque no se trata propiamente de inhumaciones, sino que los cadáveres fueron, en principio, depositados directamente sobre la superficie, en algunos casos al amparo de bloques de piedra y pequeñas salas", explicó Rafael Martínez, miembro del equipo de arqueólogos procedentes de la Universidad de Córdoba. Este experto, junto con un grupo de investigadores de la Universidad de Huelva, Sevilla y Málaga, así como antropólogos físicos que estudian los restos humanos en el terreno y apoyados por espeleólogos del grupo de Exploraciones Subterráneas de Casares y Sociedad Espeleo-excursionista Mainake, trabaja desde hace un año en los yacimientos encontrados en estas cavidades.

Otros contextos, sin embargo, parecen relacionados con otro tipo de actividades, "en todo caso no estrictamente funerarias, habiendo documentado gran cantidad de restos de cerámica, instrumentos de sílex, elementos de adorno personal y residuos de consumo alimentario, en concreto huesos de animales domésticos y conchas de moluscos", agregó. Pero no solo eso. Entre la cantidad de objetos hallados en la sima destacan, además, los restos humanos de 12 personas, de fogatas, grafismos, o incluso trozos de cerámica y de herramientas de piedra. En total, son 700 los objetos que actualmente están siendo datados.

Las labores, aprobadas por la Delegación Territorial de la Consejería de Educación y Cultura e iniciadas hace justo un año, tenían una duración aproximada de doce meses, si bien una vez vencida la fecha se ha solicitado una ampliación del plazo para proceder al estudio completo de la cavidad. "La cueva es muy grande y hace que cada semana encontremos zonas nuevas. Seguimos avanzando en la descripción del yacimiento y en la retirada del material en superficie, que será expuesto en el Museo Arqueológico Provincial de Málaga", manifestó, por su parte, Jorge Romo, del Grupo de Exploraciones Subterráneas de Casares.

Las actuaciones llevadas a cabo en la cavidad, localizada a principios de los 70 por el Grupo Geo-Espeleológico de la O.J.E. de Málaga, ha corrido por cuenta de los investigadores en jornadas de fines de semana. Sólo el Ayuntamiento de Casares ha colaborado con una aportación económica para el material requerido, combustible y alojamiento. Nada baladí si se tiene en cuenta que parte del equipo procede de otras provincias andaluzas y dos de ellos de Burgos.

La previsión es que la memoria que haga el equipo de arqueólogos se incorpore al expediente de incoación del Bien de Interés Cultural (BIC) solicitado a la Junta para la protección de la Sierra de la Utrera. En otro orden de cosas, en el encuentro mantenido la semana pasada con el Ayuntamiento de Casares para informar de los avances de los descubrimientos, los expertos trataron la necesidad de cerrar la zona de la sima donde se han hecho estos hallazgos para evitar expolios.

Existen otras cavidades con restos en la sierra, aunque en su mayor parte corresponden a contextos de la Edad de Bronce, mucho más recientes. Como excepción, según explicó Martínez, está la conocida como Cueva del Gran Duque, que contenía restos del Neolítico y muy similares a los hallados hasta el momento. Elisa Moreno / malagahoy.es

Artículo relacionado: Actuación arqueológica en Sima Hedionda II y IV (Casares, Málaga).Un proyecto colectivo para un yacimiento subterráneo excepcional. | Juan Carlos Vera-Rodríguez and MARÍA PILAR RUIZ BORREGA - Academia.edu