jueves, 19 de marzo de 2015

Un ajuar funerario de la Edad de Cobre vuelve a Gilena 30 años después

 

Hace treinta años la necrópolis calcolítica Antoniana, situada en Gilena, regaló la sorpresa del hallazgo de un completo ajuar funerario de más de 4.500 años de antigüedad. El conjunto de piezas pasó al Museo Arqueológico de Sevilla, pero ahora en un proceso de colaboración entre instituciones museísticas de carácter provincial y local ha vuelto a su lugar de origen.

El Arqueológico de Sevilla ha hecho efecto el depósito de 74 piezas a la Colección Museográfica de Gilena, una institución dependiente del Ayuntamiento de la localidad que muestra y pone en valor un interesante conjunto de piezas.

El ajuar funerario que ha vuelto a Gilena pertenece a la necrópolis de El Negrón y fue encontrado en la cueva artificial de la Edad del Cobre denominada Antoniana I. Esta cueva fue descubierta y excavada en 1985 y todo el ajuar quedó depositado en el Museo Provincial. Se trata de un conjunto variado de piezas entre las que figura una de especial carácter simbólico para la localidad: una bellota tallada en marfil.

Ahora comenzará el proceso de restauración de las piezas que durará unos cuatro o cinco meses y a su término se procederá a exponer las piezas en una sala monográfica dedicada a la Cueva Artificial de Antoniana. Este enclave fue restaurada, protegida y musealizada en 2014, de forma que se convirtió en la única necrópolis visitable de su género. sevilla.abc.es/ / Link 2