viernes, 13 de marzo de 2015

Un diente ‘clave’ sobre la vida del Hombre de Pekín


Tooth from Homo Erectus found at The museum of Evolution, Uppsala University.

Cuando Per Ahlberg, Martin Kundrát y el comisario Jan Ove Ebbestad encontraron y desempaquetaron en 2011 cuarente viejas cajas olvidadas, el diente fue uno de los hallazgos más interesantes.

EP. En 2011 se halló un diente del hombre de Pekín en una caja en el Museo de la Evolución en la Universidad de Uppsala (Suecia). Ahora, investigadores chinos y de esta entidad han publicado su análisis. El descubrimiento nos da nuevos conocimientos acerca de uno de los antepasados más míticos del hombre moderno, el Homo Erectus.

Cuando Per Ahlberg, Martin Kundrát y el comisario Jan Ove Ebbestad encontraron y desempaquetaron en 2011 cuarente viejas cajas olvidadas, el diente fue uno de los hallazgos más interesantes. Dos paleontólogos chinos, Liu Wu Tong y Haowen del Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología (IVPP) en Pekín, fueron invitados a estudiar el diente. Pudieron determinar rápidamente que se trataba de un diente canino de un hombre de Pekín.

"Es un descubrimiento espectacular", dice Per Ahlberg. "Podemos ver numerosos detalles que nos hablan de la vida de este individuo. La corona del diente es relativamente pequeña, lo que indica que perteneció a una mujer. El diente está muy desgastado, por lo que debió haber sido bastante vieja cuando murió. Además, se observan dos hendiduras en el esmalte, como si hubieran sido golpeadas por algo, o tal vez por morder en algo muy duro como un hueso.

Uno de los grandes descubrimientos paleontológicos más importantes del siglo 20 fue el de los fósiles del Hombre de Pekín, Homo erectus, en depósitos de unos 500.000 años de antigüedad en cuevas de Zhoukoudian cerca de Pekín.

Las primeras muestras de este hombre prehistórico, dos dientes, fueron encontrados en 1920 por Otto Zdansky de la Universidad de Uppsala y ahora se encuentran en el Museo de la Evolución en Uppsala, junto con un tercer diente descubierto en la década de 1950. El descubrimiento del Hombre de Pekín se convirtió en una sensación mundial. Cráneos y otros huesos fueron descubiertos, pero esta colección única desapareció durante el caos de la Segunda Guerra Mundial y nunca se ha encontrado desde entonces. En las últimas décadas, varios fósiles de Homo erectus se han encontrado en otras partes del mundo.

"Ahora sabemos que la especie es un ancestro directo al hombre moderno. Sin embargo, los materiales perdidos del hombre de Pekín siguen siendo uno de los mayores misterios de la paleontología y de las pérdidas más trágicas ", dice Per Ahlberg.

La historia dio un giro inesperado. Los materiales que llegaron a Uppsala de China en la década de 1920 fueron de tal magnitud que los investigadores no tuvieron tiempo para estudiar todo. Algunas cajas nunca fueron descomprimidas y se mantuvieran así hasta 2011, cuando Martin Kundrat, Jan Ove Ebbestad y Per Ahlberg comenzaron a investigar su contenido. Varias de las cajas resultaron provenir de Zhoukoudian, y en uno de ellos Martin Kundrat observó un diente aparentemente humano.

El hallazgo se describe ahora en Acta Anthropologica Sínica, una revista científica publicada por la IVPP. ecoticias.com


Link 2Unique tooth reveals details of the Peking Man’s life - Uppsala University, Sweden
In 2011 a tooth from the Peking Man was found in a box at the Museum of Evolution at Uppsala University. In the latest issue of Acta Anthropologica Sinica, researchers at Uppsala University and a Chinese research institute have now published their analysis of the tooth. The discovery gives us new knowledge about one of the most mythical ancestors of the modern man...