miércoles, 29 de abril de 2015

ADN revela que pobladores andinos eran del linaje de los primeros americanos

Los humanos se establecieron en América del Sur en una sola migración, no mucho después de que sus antepasados cruzaran desde Siberia a Alaska durante la última edad de hielo.

Evidencia genética basada en el ADN de los restos de cinco antiguos humanos que vivieron en los Andes del Perú, también alude a cómo los antiguos andinos evolucionaron para prosperar en altitudes de más de 4.000 metros.

Presentada en la reunión anual de la Society for American Archaeology (AEA) en San Francisco, la investigación arroja luz sobre la última migración continental importante en la prehistoria humana, y uno de los menos comprendidos.

El sitio de ocupación humana más antiguo de América del Sur conocido, el asentamiento de hace 14.600 años en Monte Verde en Chile, sugiere que los humanos llegaron allí después de cruzar el puente de tierra de Bering mil o dos mil años antes, tal vez bordeando la costa del Pacífico.

Pero algunos argumentan que hubo una segunda migración. Utilizan evidencia esquelética para proponer que los largas y estrechos cráneos de los sudamericanos que vivieron hace más de 5.000 años, difieren demasiado de las cabezas más redondas de los habitantes mas recientes, y de los pueblos indígenas actuales, como para representar un población continua. [...]  europapress.es/