domingo, 5 de abril de 2015

El mayor yacimiento de mazas neolíticas de la Península, en Lugo


1/3. Fotomontaje de Pablo Vázquez a partir de fotografías propias y del Museo de San Antón

Tienen unos 5.000 años y estarían asociadas a una cámara funeraria megalítica

En una finca de Outeiro de Rei, a 15 kilómetros al norte de la ciudad de Lugo, se hallaron cinco mazas de piedra del neolítico final, es decir, de unos 5.000 años de antigüedad. Es un hallazgo de gran relevancia por ser un tipo de piezas poco frecuentes en toda la península ibérica y que obligarán a plantear nuevas líneas de investigación en la arqueología gallega, ya que solo se habían descubierto hasta ahora en Holanda, Dinamarca, Alemania, y de forma ocasional en Francia.

Las mazas son piezas de piedra pulida con gran perfección de forma tuneliforme, piriforme y triangular y agujereadas en su parte central para insertar un mango de madera. Una de ellas no es redonda, sino triangular, con las esquinas pulidas. Ninguna fue usada para trabajar ni para pelear, porque están intactas y sin mellas ni desgaste alguno.

Ofrendas

Por tanto, quizá sean mazas votivas, que pudieron formar parte del ajuar de los difuntos, fabricadas únicamente para ser enterradas junto al cadáver, o quizá ofrendas depositadas muchos años después en el lugar de enterramiento de los antepasados. Porque lo más curioso de este descubrimiento realizado en Roza de Fóra, Albarón, Matela, es que al excavar recientemente el lugar donde aparecieron las cinco mazas y otros 13 útiles del neolítico que se ven en la imagen, el arqueólogo Pablo Vázquez Liz halló con sorpresa los restos de una cámara funeraria circular de tres metros de diámetro. Es decir, tan grande como la de Dombate, [...] lavozdegalicia.es