lunes, 27 de abril de 2015

El primer poblado del Cantábrico, en Ribadeo, hace 450.000 años


Algunas de las piezas recogidas.

Ramil sostiene en su último libro que el asentamiento humano más antiguo de la cornisa es el de Louselas; cuando el mar estaba 14 kilómetros al norte

El yacimiento paleolítico de Louselas, en Ribadeo, tiene una antigüedad sensiblemente mayor a la que se pensaba. Para el arqueólogo Eduardo Ramil y su padre -José Ramil Roneira?, ya fallecido, es el poblamiento humano conocido más antiguo del Cantábrico. En la obra de ambos, recientemente publicada por el Museo de Prehistoria e Arqueoloxía de Vilalba, Louselas (Ribadeo, Lugo). Los inicios del poblamiento humano en la región cantábrica, (24 euros, 240 páginas), proponen una antigüedad de 450.000 años.

A lo largo de varias décadas, en Louselas se ha logrado recuperar la serie más completa de útiles achelenses (lascas, núcleos, bifaces, triedros, hendedores, raederas...) de la región cantábrica, adscritos a su fase poco evolucionada, una fase poco representada en la península ibérica en contraposición con la más reciente, cuyos restos son más frecuentes. En poder documentar los inicios de la población humana en el Cantábrico radica buena parte de la gran importancia de Louselas. Ello y la cantidad de restos recuperados. Solo en el Museo de Prehistoria e Arqueoloxía de Vilalba y en la colección particular del ribadense José Sela suman unas 500 piezas, que Ramil ha estudiado a fondo para escribir esta monografía, la primera de carácter científico en Galicia sobre un yacimiento del paleolítico inferior. [...] lavozdegalicia.es