lunes, 13 de abril de 2015

Yacimiento al aire libre de Aranbaltza, la gran joya de Barrika


1/6
 
El yacimiento al aire libre de Aranbaltza ha supuesto un gran avance para la arqueología vizcaina. Allí, en tan solo dos campañas de trabajo, han sido hallados restos de entre 40.000 y 100.000 años de antigüedad

uRIBE Kosta es una auténtica joya para los arqueólogos. La labor que inició José Miguel de Barandiarán en los años 60 fue tan solo el impulso para una larga lista de yacimientos que no para de crecer. De los últimos hallazgos, el más importante se encuentra en Aranbaltza. Allí, a lo largo de las dos últimas campañas de verano, han trabajado los arqueólogos concienzudamente para conocer más del modo de vida de nuestros ancestros. Esta labor, apoyada por la Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Barrika, ha dado sus frutos y ya se están preparando para, a finales de julio, comenzar una nueva fase de exploración de este yacimiento al aire libre. En estas labores se han hallado armas, restos y utensilios de una antigüedad que oscila entre los 40.000 y los 100.000 años. “La cantidad y la calidad de los materiales que hemos encontrado hasta ahora es impresionante. No hay un yacimiento como este al aire libre en el Cantábrico”, explica Joseba Ríos, director del equipo de trabajo que está llevando a cabo el estudio de este yacimiento. En él aparecen representados los periodos Musteriense -cultura Neandertal- y, sobre todo, Chatelperroniense, periodo de transición entre la extinción Neandertal y los primeros humanos modernos. “Los restos musterienses que hemos encontrado son muy ricos, pero tienen un especial valor todos los hallazgos del Chatelperroniense. Es un periodo muy interesante porque es muy escaso en la Península y tan solo hay tres o cuatro yacimientos en el Cantábrico”, señala Ríos. [...] deia.com/


Noticia relacionada (2013): Aranbaltza, clave para entender la vida de neandertales y sapiens en el Paleolítico