lunes, 22 de junio de 2015

World’s most inaccessible art found in the heart of the Colombian jungle

Prehistoric paintings on vertical rock face in wilderness photographed and filmed for the first time

1/3. Images of rock art that could be 20,000 years old, found in Chiribiquete national park, Colombia. Photograph: Francisco Forero Bonell/Ecoplanet

A British wildlife film-maker has returned from one of the most inaccessible parts of the world with extraordinary footage of ancient rock art that has never been filmed or photographed before.
In an area of Colombia so vast and remote that contact has still not been made with some tribes thought to live there, Mike Slee used a helicopter to film hundreds of paintings depicting hunters and animals believed to have been created thousands of years ago. He said: “We had crews all over the place and helicopters filming all over Colombia. As a photographer, Francisco Forero Bonell discovered and took the pictures for my movie.”

The extraordinary art includes images of jaguar, crocodiles and deer. They are painted in red, on vertical rock faces in Chiribiquete national park, a 12,000 square kilometre Unesco world heritage site that is largely unexplored. There are also paintings of warriors or hunters dancing or celebrating. “It is the land that time forgot,” Slee told the Observer. [...] theguardian.com (Vía B&W3)


Actualización 24-06-15: El sorprendente arte rupestre de la Amazonía que asombró a 'The Guardian' - Semana.com
El diario británico destacó el “arte más inaccesible del mundo” encontrado en pinturas prehispánicas colombianas. 

Uno de los mayores tesoros de los colombianos está escondido en la profundidad de la selva amazónica, en un territorio inaccesible e inexplorado. Casi que ninguna persona los ha visto, pero constituyen un enorme patrimonio cultural de la Nación. El prestigioso diario The Guardian acaba de hacer un gran reportaje sobre los valiosos rastros que los primeros seres humanos del continente dejaron allí.
 
Ese oasis queda en el Parque Nacional Chiribiquete, un refugio natural de tres millones de hectáreas, con una superficie similar a la Holanda, en el sur del país. Es tan atractivo y tan inexplorado que fue uno de los lugares que el príncipe Carlos pidió conocer en su visita a Colombia. La Unesco lo incluyó en la lista de Patrimonio de la Humanidad.

Hasta allá llegó Mike Slee, un documentalista inglés, en un helicóptero para filmar, según The Guardian, miles de pinturas de cazadores y animales hechas posiblemente en el periodo paleoindio, entre 18.000-8.000 A.C. Se cree que fueron hechas por los karijonas, una de las primeras especies humanas que habitó América. Sobre las rocas estas comunidades dejaron impresas jaguares, cocodrilos y venados. “Es la tierra que el tiempo olvidó”, le dijo Slee al diario británico.

El documentalista describió el lugar como una “capilla de la biodiversidad” y se declaró maravillado por el respeto que estas comunidades tenían por la naturaleza. Agregó que estaba explorando el país con el fin de hacer una película llamada Colombia: Wild Magic, con la cual él quiere contarle al mundo y a los mismos colombianos la extraordinaria biodiversidad que tiene este país suramericano.  

2 comentarios:

Maju dijo...

No se da ninguna explicación de por qué podrían ser de hace 20 Ka. Además parece contradictorio con que se atribuyan igualmente a una tribu moderna, los Karijonas, y que el aspecto ritual del individuo de la derecha sea así mismo "moderno". Asumir que en 20 mil años no ha cambiado nada me parece que bordea el absurdo, más aún cuando 20 Ka está por encima de las fechas arqueológicas para la colonización de América (c. 17 Ka el norte, c. 15 Ka el sur). Podría ser que el poblamiento de América fuera aún más antiguo pero hay que demostrarlo. De todas maneras las fechas del PS del NE Asiático, que es precursor, no parecen permitir una migración anterior al máximo glacial, que es aprox. 21 Ka BP (o sea: que c. 17 Ka parece muy razonable).

salaman.es dijo...

Actualización: El sorprendente arte rupestre de la Amazonía que asombró a 'The Guardian' - Semana.com