miércoles, 12 de agosto de 2015

Hallan en Rusia restos de un poblado que fundía bronce hace 4.000 años


1/3. rmk-group.ru

Arqueólogos rusos han descubierto en la región de Cheliábinsk un antiguo poblado de solo dos casas, habitadas por colonos emigrantes, cuyos habitantes se dedicaban a la fundición de bronce hace 4.000 años.

Durante las excavaciones en la región de Chelíabinsk, arqueólogos rusos han descubierto las capas superiores de una vivienda de unos 250 metros cuadrados en la que hace unos 4.000 años, en la Edad de Bronce, vivían miembros de una tribu que habitaba los Urales del Sur. La vivienda es una de las dos que forman parte de un asentamiento de unos 1.500 metros cuadrados.

Entre los hallazgos figuran fragmentos de vasijas de cerámica que han permitido a los científicos fechar la vivienda en los siglos XVIII-XVI a.C. Además, se han hallado herramientas de piedra y fusayolas de cerámica, informa el servicio de prensa de la Universidad Estatal de Cheliábinsk, citado por el periódico local 'Cheliábinski obzor'.

Según los investigadores, los habitantes del asentamiento se dedicaban a la metalurgia, en concreto a la fundición de bronce. Llama la atención que en el mismo lugar del hallazgo, se planee ahora construir un complejo de transformación de minerales.

Por regla general los investigadores encuentran asentamientos con entre siete y diez casas, razón por la que el asentamiento de solo dos viviendas de un grupo de colonos emigrantes es una rareza para la ciencia y puede aportar información interesante sobre el estilo de vida y las migraciones de población antigua de los Urales del Sur. RT