martes, 4 de agosto de 2015

Homínidos de hace 400.000 años hacían estancias cortas en La Cansaladeta (Tarragona)


1/3. Tipo de herramienta elaborada de forma expeditiva que demuestra una estancia breve de los homínidos en este yacimiento - Josep Maria Vergès/IPHES

EUROPA PRESS. El actual yacimiento arqueológico de La Cansaladeta, en La Riba (Tarragona), sirvió como lugar de ocupación de los homínidos de hace 400.000 años tanto para hacer largas estancias como pequeñas paradas, según los estudios preliminares de los hallazgos obtenidos durante la campaña arqueológica desarrollada esta primavera, ha anunciado el Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (Iphes).

Hasta ahora se habían documentado estancias de larga duración, pero los nuevos hallazgos han evidenciado una utilización también para paradas cortas que realizaban los homínidos del Pleistoceno medio cuando se desplazaban a lo largo del río Francolí (Tarragona).

Esto se ha sabido a través del análisis de las herramientas de piedra y restos de su fabricación, así como de huesos de animales descubiertos en el yacimiento.

"Muy probablemente eran paradas breves que efectuaban en sus desplazamientos para conseguir alimentos", ha explicado el investigador del Iphes y codirector de la excavación, Josep Maria Vergès.

"La presencia de pocas herramientas, fabricadas aparentemente a partir de un número muy reducido de nódulos de sílex y de cuarzo, de baja calidad, no seleccionado, unido a la presencia de utensilios elaborados expeditivamente con fragmentos de roca procedentes de la misma pared del abrigo hablan de artefactos confeccionados para satisfacer necesidades coyunturales, surgidas de forma inesperada", ha puntualizado el mismo arqueólogo.

"Es a partir de este tipo de yacimientos que podremos saber si el aparente vacío de población existente durante este período es real o si simplemente se trata de una falta de datos derivada de la dinámica de la investigación y de la fortuna", ha explicado Vergès.

De esta manera se podría aclarar si, como proponen algunos investigadores, hay una primera oleada de población en torno al millón de años que se acaba perdiendo, quedando Europa deshabitada hasta que llegan nuevos contingentes humanos procedentes de África hace unos 500.000 años, o si nuestras tierras han estado habitadas de forma continua desde la llegada de los primeros homínidos. 20minutos.es / Link 2 (IPHES)