martes, 11 de agosto de 2015

La devastadora escena de una madre y su hijo que ha estado petrificada 4.000 años en China


1/8

Las imágenes que guarda la ciudad —hoy museo— de Lajia muestran que el horror no tiene tiempo

Su abrazo ha durado, al menos, 4.000 años. Se trata del momento en el que una madre trata de proteger a su hijo y que ha quedado petrificado en el lugar apodado como «La Pompeya de Oriente».

Según los científicos, en el 2.000 a. C. un terremoto golpeó una ciudad en la provincia de Qinghai, en el centro de China, para después resultar inundada por el río Amarillo. Las imágenes que guarda la ciudad —hoy museo— de Lajia muestran que el horror no tiene tiempo.

Las autoridades han mostrado al público algunos de los restos petrificados de la ciudad, entre los que se encuentra el de una madre de rollidas dando un último abrazo protector a su hijo de cuatro años, según informa «People's Daily Online».

Con 200.000 metros cuadrados, Lajia fue descubierto a principios de la década pasada. Conserva intactas pistas sobre la cultura Qijia que vivió sobre la región del Río Amarillo hacia la Edad de Bronce. abc.es/