lunes, 9 de noviembre de 2015

Universidad del País Vasco publica un estudio arqueológico sobre las motillas


Motilla de El Azuer. Foto: IGME

EFE. La Universidad del País Vasco ha publicado los resultados de un estudio arqueológico sobre las motillas de La Mancha, los primeros pozos de La Mancha, construidos en la Edad del Bronce, realizado por los expertos Luis Benítez de Lugo y Miguel Mejías.

El estudio se ha publicado en la revista científica Veleia, que publica anualmente, desde 1984, la Universidad del País Vasco y está dedicada al estudio de la prehistoria, historia antigua y filología y arqueología clásicas.

Bajo el título "La prehistórica cultura de las Motillas: nuevas propuestas para un viejo problema", Benítez de Lugo y Mejías han centrado su trabajo en los primeros pozos de La Mancha y aportan un nuevo enfoque para comprender la cultura de las motillas.

Estos investigadores han explicado a Efe que los primeros estudios científicos de las motillas se remontan cuatro décadas atrás.

Desde entonces, distintas universidades y expertos han intentado encontrar explicación al origen, evolución y desaparición de este singular grupo humano que habitó La Mancha durante la prehistoria reciente.

Ahora, Luis Benítez de Lugo y Miguel Mejías plantean que las motillas pueden ser, en realidad, el más antiguo sistema de captación de agua subterránea a nivel comarcal establecido en Europa.

En segundo lugar, apuntan que la implantación de esta red de pozos pudo estar relacionada con una crisis climática que hizo desaparecer de forma generalizada las aguas superficiales durante un largo periodo de tiempo.

Asimismo, consideran que la ruina de las motillas forman montículos muy similares a los túmulos funerarios y, de hecho, los autores relacionan un horizonte funerario tumular, asociado a la cultura de las motillas y desconocido hasta ahora.

Este trabajo aporta, además, el inventario actualizado de todas las motillas conocidas.

Benítez de Lugo es profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y la Universidad Nacional de Educación a Distancia, y sus primeros trabajos en una motilla comenzaron en 1985, en la motilla de El Acequión (Albacete).

Mejías, por su parte, es jefe del Área de Hidrogeología Aplicada del Departamento de Investigación y Prospectiva Geocientífica del Instituto Geológico y Minero de España, especialista en procesos hidrogeológicos de La Mancha y uno de los mejores conocedores de las masas de agua subterránea sobre las que se construyeron las motillas.