domingo, 31 de enero de 2016

Atapuerca reivindica el uso de la técnica ESR para datar cueva



Se analizan niveles ya fechados en Galería, Cueva del Silo y Cueva del Sílex para «garantizar que este sistema que se usa en terrazas fluviales es igual de válido para sedimentos cubiertos»

La datación por la técnica de ESR (Resonancia Paramagnética Electrónica) mide el efecto de la radioactividad natural que se captura en el cuarzo. Son minerales que están en el sedimento, donde se envuelven los fósiles a los que hay que poner fecha. «Cuando este mineral deja de estar en contacto con la luz solar, porque lo tapa el sedimento, se inicia un proceso de acumulación de electrones que es lo que estimulamos con esta técnica para que se liberen». En función de esa cantidad de electrones liberada se determina la fecha de ese cuarzo, y por tanto, del sedimento y los fósiles que le acompañan.

De esta manera este sistema para poner edad a los yacimientos se utiliza de forma fehaciente y sin dudas en las terrazas fluviales de los ríos. «Ese cuarzo, en su transporte por el río o el aire está en contacto con la luz solar y puede liberar electrones, algo que en cueva siempre ha estado en duda, se pensaba que este requisito no se cumplía porque no había suficiente contacto con la luz del sol para blanquear el mineral», resume Moreno.

Un aspecto que, con los yacimientos ya estudiados en Atapuerca, pretenden desterrar de la creencia científica. Para reivindicar el uso del sistema de datación por ESR en cuevas empezaron con Dolina con buenos resultados. [...] El Correo de Burgos