jueves, 3 de marzo de 2016

Un vecino de Cabrerizos encuentra unos grabados rupestres que podrían ser auténticos


Grabados encontrados en la zona de La Cornisa.
 
La Junta investigará la antigüedad y autenticidad de los restos hallados en la zona de La Cornisa de Cabrerizos

La Junta de Castilla y León iniciará la investigación para conocer la antigüedad y la autenticidad de los grabados rupestres descubiertos de forma casual por un vecino que paseaba por la zona de La Cornisa de Cabrerizos. Un hallazgo que ha despertado el interés de la población por conocer y analizar el origen de los símbolos, formas y figuras que aparecen en los bloques de piedra desprendidos de la pared y que podrían despejar dudas y arrojar más información sobre el origen y los antepasados que habitaron en este lugar.

Unos restos que ya han sido reconocidos por una arqueóloga, quien a falta de que se realicen las pruebas científicas necesarias para fecharlos y certificar su autenticidad, considera que hay suficientes indicios para que puedan ser auténticos y que podrían tener relevancia histórica. Por ello, según aseguraban este martes los vecinos de la localidad involucrados en el descubrimiento, lo pusieron en conocimiento de la Junta de Castilla y León con el objetivo de iniciar los estudios técnicos que puedan garantizar su valor y datarlos cronológicamente.

Se sospecha que el hallazgo no es único y que los grabados, que se encuentran en una roca que podría haberse desprendido de la pared por el paso del tiempo, pueden formar parte de un conjunto más amplio de petroglifos que abarcaría toda la pared, ya que podría tratarse de parte de una cueva que ocuparía algún asentamiento.

En este sentido, la preocupación vecinal por la urgencia a la hora de actuar para valorar y recuperar estos restos arqueológicos viene dada porque el bloque de piedra desprendido se encuentra en medio del camino, en un lugar de paso muy transitado, lo que podría deteriorar o estropear el hallazgo, además del temor a que puedan sufrir los destrozos o desperfectos por acción de los vándalos. La Gaceta de Salamanca