viernes, 30 de septiembre de 2016

La evolución humana como aliada del running




Parir con dolor para correr más rápido y más lejos

Caminar y correr ha sido vital para nuestra subsistencia como especie. Llevamos 250.000 años recorriendo largas distancias para buscar los recursos necesarios y corriendo detrás de nuestras presas para darles caza. Somos el único vertebrado diseñado con la anatomía, la fisiología y la resistencia necesarias para andar y correr. ¿Qué precio pagamos por este diseño tan especial?

El secreto está en la pelvis, que ha evolucionado para pasar de la marcha cuadrúpeda a la bípeda. Cómo se produjo esa transición es una de las cuestiones que traen de cabeza a los expertos en evolución humana, como José María Bermúdez de Castro. Para el codirector de las excavaciones de la Sierra de Atapuerca, “la gran noticia del siglo XXI sería encontrar el esqueleto de nuestro antepasado común con los chimpancés y, en concreto, su pelvis”... (Vídeo) elconfidencial.com