domingo, 16 de octubre de 2016

A la busca del Neandertal en Málaga


 
La investigación internacional que se lleva a cabo en la Cueva de Ardales termina su segunda fase

Ya no hay duda de que los Homo sapiens sapiens, los antepasados de los actuales humanos, habitaron la provincia de Málaga desde muy antiguo. Al menos desde hace 35.000 años está constatada su presencia en cuevas como la de Ardales, donde dentro de una investigación internacional en la que están participando 50 expertos, se han encontrado en el último año herramientas y fauna de herbívoros que usaban como comida. Pero de los Neandertales, una especie cuya presencia sí está constatada en el sur de la Península desde hace 120.000 años y que desapareció sin dejar rastro poco después de la llegada de los originarios de los humanos anatómicamente modernos, aún no hay ni rastro en esta cavidad, donde están puestas todas las miradas de los investigadores para tratar de demostrar si hubo relación entre ambas especies en esta zona y cambiar así los libros de historia.

Todos los indicios arqueológicos confirman que los Homo sapiens ocuparon la Cueva de Ardales en dos grandes momentos. El más antiguo entre los 40.000 y los 30.000 años antes del presente y, posteriormente, entre los 20.000 y los 18.000 años antes del presente. Sin embargo, durante la campaña de excavaciones, llevada a cabo en las últimas semanas y la segunda de este proyecto de investigación que empezó el año pasado, se ha detectado un estrato de sedimentos estéril bajo las ocupaciones del Paleolítico superior correspondiente a hace 50.000 años.

Y este vacío de ocupación, según el director conservador de la Cueva de Ardales, Pedro Cantalejo, indica "la no presencia de neandertales en la cavidad al final de su ciclo vital". Sí está documentada, en cambio, en torno a los 70.000 años la ocupación neandertal en la zona exterior de la cueva, en un espacio intermedio entre la boca de ésta y un manantial existente a cien metros de la misma. [...] malagahoy.es

Entrada relacionada