martes, 4 de octubre de 2016

Una investigación del IIIPC aporta nuevos datos sobre el pasado del mar Cantábrico


Foto: Sección del conchero asturiense del Abrigo de Mazo, en Llanes (Asturias), uno de los principales yacimientos que ha servido de base al estudio.
 
Referidos al último periodo glaciar e inicios del postglaciar. 

La revista científica Radiocarbon, publicación de referencia en temas ligados a la datación del pasado mediante el carbono-14, acaba de incluir en su edición electrónica un artículo basado en diversas excavaciones de investigadores del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria (IIIPC) en yacimientos costeros de Cantabria y Asturias, que aporta datos hasta ahora desconocidos sobre las condiciones de las aguas costeras del mar Cantábrico a fines del último periodo glaciar e inicios del postglaciar.

Este estudio, del que son firmantes Igor Gutiérrez Zugasti, Manuel González Morales y David Cuenca Solana, investigadores del IIIPC, junto a colegas del Centro Tecnológico y Nuclear de la Universidad de Lisboa y del Departamento de Arqueología de la Universidad de York, se ha basado en series de fechas de carbono-14 obtenidas en los yacimientos de Arenillas, Cualventi y la Fuente del Salín, en Cantabria, y los de las cuevas de La Riera, Mazaculos II y El Mazo, en el oriente de Asturias, que abarcan entre 27.000 y 7.000 años atrás. Estos yacimientos, cercanos al litoral, cuentan con ocupaciones humanas que contienen numerosos restos de fauna y conchas marinas consumidas por sus habitantes.

La comparación entre las fechas radiocarbónicas de restos de animales terrestres, madera carbonizada de las hogueras y conchas ha permitido conocer la desviación que presentan estas últimas, debida al denominado "efecto reservorio" producido por las aguas marinas de fondo, empobrecidas en carbono-14, y que envejece las fechas obtenidas a partir de conchas. [...] Noticias de la Universidad de Cantabria


Entrada relacionada