domingo, 25 de diciembre de 2016

Árboles en el desierto de Atacama... hace 15.000 años


Investigadores de la Universidad de California en Berkeley, durante sus estudios en el desierto de Atacama. MARCO PFEIFFER

Un estudio sugiere que el lugar más árido de la Tierra fue hace 15.000 años un paraje salpicado de lagos y pantanos
La presencia de agua favoreció la colonización humana de América del sur a través de la costa


El desierto de la Atacama, en el norte de Chile, el territorio con menos pluviometría de toda la Tierra, fue muy posiblemente un paraje arbolado salpicado de lagos y pantanos hace unos 15.000 años, cuando los primeros humanos colonizaban América del sur, según sostiene un estudio publicado por investigadores de la Universidad de California en Berkeley.

Los nuevos hallazgos sugieren que el desierto de Arizona, actualmente un territorio 100.000 kilómetros cuadrados con una casi total ausencia de vida, fue en aquel tiempo un importante punto de parada para los pobladores que avanzaban hacia el sur siguiendo la costa americana del Pacífico.

“Aunque el desierto de Atacama es hoy en día una barrera, no lo fue en la época en que los humanos colonizaban América”, considera Marco Pfeiffer, investigador de Berkeley, en un estudio que se ha presentado durante la reunión anual de la Unión Geofísica Americana.

La principal ciudad de la zona, Arica, tiene una pluviometría anual de solo 1,5 litros por metro cuadrado, pero incluso están documentados periodos de varios años sin una sola gota.

La principal hipótesis del poblamiento de América sostiene que pueblos del norte de Asia atravesaron el estrecho de Bering aprovechando épocas libres de hielo, posiblemente en varios momentos diferentes, y luego avanzaron hacia el sur siguiendo las costas. Las primeras grandes migraciones empezaron hace entre 20.000 y 18.000 años...


The Atacama Desert Had Freshwater Lakes 9,000 Years Ago | IFLScience
Chile’s Atacama Desert may have had lakes around 9,000 to 25,000 years ago, according to researchers from the University of California, Berkeley. Announcing their findings at the annual meeting of the American Geophysical Union in San Francisco, this implies that humans could once have found the most arid place on Earth fairly suitable to live in.

Organic material belonging to plants and animals that required plentiful supplies of freshwater were found beneath the surface of the sands. Thanks to the high salinity levels and lack of water in the present day, they have been remarkably well preserved over the last few millennia.

Their distribution revealed that, of the desert’s 105,000 square kilometers (41,000 square miles) of arid territory seen today, at least 600 square kilometers (232 square miles) used to contain lakes...