lunes, 27 de febrero de 2017

Nuevas evidencias sobre la dieta del Homo antecessor de Atapuerca


  • Un equipo coliderado por expertos de la Universidad de Alicante, el IPHES y la Universidad de Barcelona analiza por primera vez la dieta del Homo antecessor a partir del estudio de las trazas microscópicas que dejan las partículas abrasivas de los alimentos en el esmalte dentario 
  • Según el nuevo estudio, publicado en la revista científica Scientific Reports, el H. antecessor procesaba y consumía el alimento de forma diferente a otros homininos del Pleistoceno inferior 
  • El patrón alimentario del H. antecessor podría responder a un ambiente con grandes fluctuaciones en el clima y en la disponibilidad de alimentos
El Homo antecessor, una especie que habitó la península ibérica hace unos 800.000 años, habría tenido un patrón alimentario mecánicamente más exigente que el de otras especies de homininos de Europa y el continente africano. Este patrón único, que se caracterizaría por el consumo de alimentos duros y abrasivos, podría explicarse por las diferencias en el procesamiento de los alimentos en un entorno muy exigente con fluctuaciones en el clima y en los recursos alimentarios, según un estudio publicado por la revista Scientific Reports y coliderado por un equipo de la Universidad de Alicante, la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona y el Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES).

En la nueva investigación, que revela por primera vez las evidencias sobre la dieta de estos homininos a partir del estudio de las trazas microscópicas que dejan los alimentos en el esmalte dental, han participado los investigadores del equipo de Alejandro Pérez-Pérez, formado por los doctores Ferran Estebaranz, Laura Martínez y Beatriz Pinilla (UB), Marina Lozano (IPHES), Alejandro Romero (Universidad de Alicante), Jordi Galbany (Universidad George Washington), y los codirectores del yacimiento de Atapuerca, José María Bermúdez de Castro (Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana, CENIEH), Eudald Carbonell (IPHES) y Juan Luis Arsuaga (Universidad Complutense de Madrid).

Hasta la realización de esta investigación, la dieta de los homininos del Pleistoceno inferior europeo de Atapuerca (Burgos, España), uno de nuestros antepasados más remotos, se ha inferido a partir de los restos de animales encontrados en los mismos niveles en los que se hallaron los restos humanos: una gran variedad de mamíferos de gran tamaño e incluso tortugas. También se ha sugerido la presencia de indicios de canibalismo en algunos de estos fósiles... (Vídeo) web.ua.es


New evidence on the diet of Homo antecessor from Atapuerca | CENIEH
Homo antecessor, a hominin species that inhabited the Iberian Peninsula around 800,000 years ago, would have a mechanically more demanding diet than other hominin species in Europe and the African continent. This unique pattern, which would be characterized by the consumption of hard and abrasive foods, may be explained by the differences in food processing in a very demanding environment with fluctuations in climate and food resources, according to a study published in the journal Scientific Reports and led by a team from the Faculty of Biology of the University of Barcelona, the Catalan Institute of Human Paleoecology and Social Evolution (IPHES) and the University of Alicante...