martes, 14 de febrero de 2017

¿Somos omnívoros, carnívoros o herbívoros? Zanjamos el debate


(Ales_Utovko / Getty)

Hay quien abraza el vegetarianismo o el veganismo por placer, por salud, por moda, por conciencia hacia los animales o por el convencimiento de que, por naturaleza, estamos hechos para nutrirnos a expensas del mundo vegetal y nada más.

Este último argumento se fundamenta en hechos como que la mayoría de los primates, el orden de mamíferos al cual pertenecemos, se alimenta de plantas. Que carecemos de garras para cazar y despedazar animales, que nuestra dentadura es demasiado débil para despedazar a mordiscos a otros seres vivos o que nuestros intestinos son más largos que los de otros mamíferos carnívoros.

Sin embargo, la ciencia desmiente estas conclusiones. “La carne nos hace humanos”, aseguran en el libro Paleo recetas: la dieta de nuestros orígenes para una vida saludable el paleontólogo Eudald Carbonell y la periodista y arqueóloga Cinta Bellmunt.

No es solo una afirmación suya. Los avances científicos sobre la evolución humana constatan que los hombres de la prehistoria no empezaron a comer carne por capricho. Fue una de las muchas consecuencias de las sucesivas adaptaciones al medio en el que se encontraban. [...] lavanguardia.com