martes, 21 de marzo de 2017

Un safari por el Paleolítico


Bisontes en Paleolítico Vivo. Paleolítico Vivo

Son muchos. Están ante mis ojos, entre la vegetación, pero no los veo. Son del color de los robles secos y no los distingo. Relinchan y aparecen en tropel. Son tarpanes, caballos salvajes prehistóricos. Se extinguieron hace siglos. La ciencia los ha resucitado y habitan en Paleolítico Vivo, una reserva en pleno campo burgalés. Bajamos de un salto del jeep y cuando nuestras botas pisan el suelo hemos retrocedido 120.000 años.

Estamos en una vaguada recorrida por el río Arlanzón en Ibeas de Juarros, a los pies de la Sierra de la Demanda. Han escuchado el motor y vienen a investigar. Son vivaces y muy curiosos. “Sus patas son rayadas como las de las cebras. Una franja de pelo negro recorre su columna vertebral. Su manto color grulla cambia en verano a marrón claro. Son rasgos típicos primitivos”, explica a El Independiente el paleontólogo Juan Luis Arsuaga, asesor científico de este particular Parque Jurásico de mamíferos... (Vídeo) El Independiente


  *. Ver vídeo Safari prehistórico: parque paleolítico en PaleoVídeos > L.R.1.13 nº 30.