viernes, 26 de mayo de 2017

El ADN antiguo revela la íntima relación entre cazadores y agricultores del Neolítico


Reconstrucción del rostro de la mujer hallada en Galicia (izquierda) y esqueleto de uno de los genomas rumanos analizados (derecha). / Serrulla, F., and Sanín, M. (2017) / Clive Bonsall
 
Hace unos 8.000 años, las sociedades de cazadores-recolectores empezaron a asentarse gracias a la influencia de los agricultores que llegaron a Europa desde Oriente Próximo. Pero la transición no solo fue cultural. Un nuevo estudio, que ha analizado ADN antiguo, revela que entre estos dos grupos no solo hubo intercambio de conocimientos, sino también de genes.  

En la historia de la humanidad, la transición de la caza y la recolecta a la agricultura supuso profundos cambios culturales y tecnológicos. En el oeste y centro de Europa, esta transformación se produjo rápidamente y de manera simultánea tras la llegada de los primeros agricultores procedentes de Anatolia (en la actualidad la parte más asiática de Turquía). Más al este, en la región báltica, la transición fue más gradual, con poco o ninguna contribución genética por parte de los agricultores que llegaban.

Un equipo internacional de científicos, con participación de varios centros españoles, ha analizado las relaciones entre los cazadores-recolectores y agricultores en la cuenca baja del Danubio, un área intermedia en la que se produjo una rápida transición y en la que se han encontrado evidencias arqueológicas del intercambio culturas entre esas dos comunidades. Los resultados se publican en Current Biology. [...] SINC / Link 2

Referencia bibliográfica:
Gloria Gonzalez-Fortes et al. “Paleogenomic Evidence for Multi-generational Mixing between Neolithic Farmers and Mesolithic Hunter-Gatherers in the Lower Danube Basin” Current Biology 25 de mayo de 2017


Ancient Hunter-Gatherers and Farmers Made Love, Not War - Seeker
When farmers encountered hunter-gatherers around 10,000 years ago, the interaction was more an explosion of love than hate, new DNA evidence suggests.

For much of human history, our ancestors were hunter-gatherers, mostly nomadic people who lived by hunting, fishing and harvesting wild food. Around 10,000 years ago, farming developed in Western Asia and quickly spread across Europe and to other parts of the world. The ancient lifestyle shift begs the question: What happened when the farmers first encountered the hunter-gatherers?

New DNA evidence reported in the journal Current Biology helps to provide the answer by showing that, at least in the area now known as Romania, hunter-gatherers and farmers were living side by side, intermixing with each other, and having children...

No hay comentarios: