martes, 20 de mayo de 2014

Homenaje al conde de la Vega de Sella

Llanes clausura el sábado la IV Reunión científica de arqueomalacología de la península Ibérica, que incluirá un recuerdo para Ricardo Duque de Estrada


 El programa de actividades de la IV Reunión científica de arqueomalacología de la península Ibérica, que se celebrará del 22 al 24 de mayo en Santander, incluye una conferencia en Llanes y visitas a yacimientos localizados en los concejos de Llanes y Peñamellera Baja. En concreto, el sábado 24 de mayo los participantes harán un recorrido guiado por los yacimientos arqueológicos del Cuetu la Mina (Paleolítico Superior y Mesolítico), La Riera (Paleolítico Superior y Mesolítico) y El Mazo (yacimiento con conchero mesolítico en proceso de excavación). Ese mismo día, a las 16.30 horas, la Casa municipal de Cultura de Llanes acogerá la conferencia de clausura de la reunión, a cargo de Manuel R. González Morales, que llevará por título "El Mesolítico Asturiense cien años después".

Las excursiones pretenden ser un homenaje a la figura de Ricardo Duque de Estrada y Martínez de Morentín, conde de la Vega de Sella, en el centenario de la publicación, en 1914, de la primera excavación formal de un conchero mesolítico en el norte de la península Ibérica, llevada a cabo por el aristócrata en la cueva del Penicial (Nueva de Llanes).

El conde fue uno de los pioneros en el estudio e interpretación de las conchas procedentes de yacimientos arqueológicos en la península Ibérica y su contribución aún permanece vigente en la investigación arqueomalacológica.

La IV Reunión científica de arqueomalacología de la península Ibérica está organizada por el Gobierno de Cantabria, la Universidad de Cantabria, el Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Fundación Botín.

Desde sus inicios, en 2010, la reunión se ha consolidado como un foro para la exposición e intercambio de ideas e información en ese campo. A lo largo de estos años la participación ha ido creciendo merced a un interés cada vez mayor por determinar el papel de los recursos marinos, y, en concreto, de moluscos, equinodermos y crustáceos, en la vida de los seres humanos del pasado. En ediciones pasadas la reunión se ha nutrido de las contribuciones de investigadores procedentes de múltiples disciplinas científicas. lne.es/