lunes, 19 de mayo de 2014

La mujer que puso cara a los primeros hombres

Elisabeth Daynès es una de las paleoartistas más reconocidas del mundo, cuyas recreaciones hiperrealistas del neandertal o el australopithecus acoge el Museo de la Evolución Humana de Burgos


Uno de los rostros más fascinantes de la Galería de los Homínidos, en el Museo de la Evolución Humana en Burgos sonríe mostrando los dientes. Pertenece a «Lucy», una pequeña Australopithecus afarensis, uno de nuestros lejanos antepasados, de 3,2 millones de años de antigüedad. Es una reproducción hiperrealista del aspecto que debió de tener esa hembra, pequeña y cubierta de pelo, cuyos restos originales fueron hallados en Hadar (Etiopía) y con la que es fácil, de alguna forma, empatizar. Aún sin conocer sus orígenes, cualquiera sospecharía que irradia una incipiente humanidad. Junto a ella, otras ocho figuras de diferentes siluetas, volúmenes y estructuras óseas muestran más ramas de la evolución humana: el Homo heidelbergensis, encontrado muy cerca, en el yacimiento de Atapuerca; el Homo habilis, el neandertal... Todos «hijos» de una misma madre, la paleoartista francesa Elizabeth Daynès, que actualmente prepara un décimo habitante para el museo, el Homo antecessor, después de recabar los datos y evidencias científicas necesarias para darle vida de forma rigurosa.[...] abc.es/