domingo, 8 de junio de 2014

La Pompeya de la prehistoria enterrada por falta de fondos

Hace casi 4.000 años, las cenizas del Vesubio sepultaron la ciudad de Nola, de donde se han rescatado verdaderas joyas


Los expertos lo han rebautizado como la Pompeya de la prehistoria. Se trata de un importantísimo lugar arqueológico de la Edad del Bronce Antiguo, situado en Nola, en la provincia de Nápoles, sepultado por una erupción del Vesubio hace casi 4.000 años, exactamente entre el 1800-1600 a. C. (la ciudad romana de Pompeya fue sepultada en el año 79 d. C.). Pero esa prehistoria descubierta en 2001, que constituye una auténtica perla arqueológica, ha vuelto a quedar enterrada, esta vez por la imposibilidad de conservarla adecuadamente, a causa de la falta de recursos económicos. 

Un acuífero, cuyas aguas han invadido la zona que ocupa la aldea prehistórica, han agravado la situación. «Cuando descubrimos la aldea, su estado de conservación era extraordinario, un caso singular y único en el mundo. Logramos recuperar 4.000 objetos que en buena parte se conservan en el museo arqueológico de Nola», explica a ABC la arqueóloga Elisabetta Vitale, que durante años ha participado en las excavaciones y es tesorera de la asociación Meridies para defender ese patrimonio. La aldea descubierta se componía de unas diez cabañas, en cada una de las cuales vivían entre 20 y 25 personas. [...] abc.es