martes, 19 de agosto de 2014

Viajar como en el paleolítico



... El grupo 'Primeros Marinos', capitaneado por el aventurero e historiador británico Bob Hobman, de 73 años, ha intentado imitar los viajes de los navegantes del Pleistoceno tal y como podrían haber sido hace centenares de miles de años.

Su última aventura ha tenido lugar en Creta. A principios de julio navegó junto a nueve compañeros los alrededor de 103 kilómetros de mar existentes entre las islas de Citera y Creta, en el mar Egeo griego.

La distancia no sería espectacular de no ser porque fue cubierta sobre una balsa de 11 metros de longitud por 2,8 metros de anchura, construida desde cero con lo arrojado por la naturaleza y con utensilios parecidos a los prehistóricos. Fue tripulada por un timonel al mando del remo largo y ocho remeros, más uno descansando. Tres naves de apoyo velaron por la seguridad de los marineros en un trayecto total de 47 horas: "Demostramos cómo el hombre antiguo era perfectamente capaz de construir una nave y utilizarla para cruzar de forma segura una distancia considerable entre masas de tierra, utilizando para su construcción tan solo herramientas de piedra y elementos naturales", asegura a EL MUNDO Hobman, director del proyecto... (Vídeo) elmundo.es/