lunes, 17 de noviembre de 2014

Arqueología de la muerte en la cueva de Ardales


Necrópolis. Son muchos los huesos humanos hallados en las galerías de la Cueva Prehistórica de Ardales.

De qué morían, qué alimentación seguían , qué enfermedades padecían, a qué edad se convertían en madres o cuál era la salud de los niños hace 14.000 años. Es mucho lo que todavía queda por descubrir sobre el modo de vida de los antepasados prehistóricos que vivieron en cuevas como la de Ardales hasta hace 4.000 años. Pero el legado que dejaron en forma de restos óseos será la llave que habrá la puerta a la solución del enigma.

Las nuevas tecnologías serán el principal aliado de los investigadores que, por difícil que parezca, podrán disponer de toda esta información cuando culmine el proyecto puesto en marcha por el equipo de arqueólogos de la Cueva de Ardales y el del Neanderthal Museo de Alemania como coordinadores, con la colaboración de más de 14 universidades e instituciones.

Será una tarea lenta y meticulosa que implicará escanear y analizar hasta el último hueso encontrado en el interior de la Cueva de Ardales. Los restos óseos que serán analizados por los investigadores pertenecen a 25 individuos distintos que fueron depositados en diferentes puntos del interior de la cueva tras su muerte entre hace 14.000 y 4.000 años. [...] R. Garrido / malagahoy.es