jueves, 7 de mayo de 2015

Hallazgo desafía teoría sobre primeros asentamientos humanos en Oriente Medio



EFE.- Una pequeña estatuilla con forma de mujer, presumiblemente empleada como objeto ritual, podría desafiar el enfoque que los arqueólogos tienen sobre el inicio del período de los primeros asentamientos humanos en Oriente Medio.

La talla, con forma de diosa de la fertilidad, fue encontrada en unas obras que realizó la compañía local de agua Mekorot antes de colocar una tubería cerca de la población de Gedera, en la región centro-sur de Israel, informa hoy el diario "Haaretz".

En la excavación se localizaron restos de tres períodos prehistóricos, el más antiguo de los cuales fue datado alrededor de 7.000 años atrás, durante el período Neolítico.

Arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades de Israel también descubrieron una estatuilla de cerámica de arcilla horneada con la forma de una mujer completa.

Figuras similares pertenecientes al mismo período han sido encontradas en otras excavaciones en la región, en particular en los los Altos del Golán.

Al menos 115 de estas estatuillas fueron descubiertas en esa zona al norte de Israel y tan sólo dos habían sido localizadas fuera de esa área geográfica, en el centro y en la parte meridional del país.

Tallas como la recientemente encontrada se enmarcan generalmente en la cultura Yarmukian, que floreció principalmente en el norte de Israel hace unos 7.500 años, y se diferencia de otra cultura neolítica levantina, la denominada "Jericó 9" vinculada a excavaciones en la zona sur del país.

Las diferencias entre ambas pueden apreciarse en la cerámica y alfarería que elaboraban, y el reciente hallazgo podría apuntar a que ambas convivieron en el mismo espacio y tiempo.

Si en el pasado los arqueólogos creían que "Jericó 9" reemplazó a la cultura Yarmukian, la teoría más aceptada hoy es que las dos coexistieron pero en áreas diferentes: la Yarmukian en el norte y "Jericó 9" en el sur.

Sin embargo, el descubrimiento de la estatuilla con forma de mujer claramente identificada con la cultura Yarmukian, junto a las otras dos encontradas en el pasado en la región abren interrogantes sobre la relación entre las dos culturas neolíticas, período en el que el ser humano comenzó a desarrollar los primeros asentamientos.

"Creo que a final de cuentas se trata de una única cultura con diferencias en la forma en la que realizaban la cerámica", dijo Edwin van en Brink, encargado de la excavación junto a Yitzhak Mermelstein.

"La pregunta es si las estatuillas representan un único mundo ritual en el que hay una imagen con el busto abultado, anchas caderas y quizás gestante", aseguró Marmelstein, para quien el mayor interrogante es saber "si hicieron esas figuras en el sur o las trajeron del norte".

Para despejar esas dudas, los arqueólogos estudian realizar pruebas químicas para determinar la procedencia de la arcilla empleada para confeccionar la estatuilla, si era del norte o sur de lo que hoy en día es el moderno Israel. lavanguardia.com  / Foto