viernes, 25 de marzo de 2016

Ancestros humanos exploraron fuera de África pese a sus facultades nasales deterioradas


Nishimura et al.
 
Europa Press. En los seres humanos, el aire inhalado está mal climatizado en la cavidad nasal en comparación con los primates, como los chimpancés y los macacos, según un estudio reciente publicado en 'Plos Computational Biology.' A diferencia de nuestra nariz externa que sobresale, que tiene poco efecto en la mejora del rendimiento del aire, otros homínidos (incluidos los australopitecos) fueron dotados de características nasales planas y facultades para mejorar la climatización del aire.

El estudio, elaborado por el dictir Takeshi Nishimura de la Universidad de Kyoto y sus colegas, es la primera investigación sobre la climatización del aire nasal en los homínidos no humanos basándose en la dinámica de fluidos computacional (CFD, por sus siglas en inglés), según los propios investigadores.

Las fosas nasales humanas aclimatan el aire inhalado en términos de temperatura y humedad para que coincida con las condiciones requeridas en el pulmón. El acondicionamiento insuficiente puede dañar los tejidos del sistema respiratorio y perjudicar el rendimiento respiratorio, debilitando así la salud y elevando la probabilidad de muerte.

Nuestros antepasados, el género Homo, se diversificaron bajo el fluctuante clima del Plio-Pleistoceno, para tener una cavidad nasal corta y una nariz externa que sobresale en la cara plana, como se ve en los humanos modernos. La variación anatómica en la región nasal se cree que es evolutivamente sensible a las condiciones atmosféricas ambientales de un hábitat concreto, pero la anatomía nasal del 'Homo' temprano no era sensible a las condiciones del ambiente atmosférico. El aire inhalado puede ser totalmente climatizado posteriormente en la cavidad faríngea, que era alargada en los primeros Homo.

La diversificación de los homínidos del Pleistoceno es un evento evolutivo importante en términos de comprensión de la evolución humana. Estos cambios vinculados a las regiones nasales y faríngeas, en parte, han contribuido a las fluctuaciones de la forma plana de la cara de miembros del género Homo para sobrevivir en el clima, antes de moverse fuera de África ??en el Pleistoceno temprano para explorar los climas más severos y entornos ecológicos de Eurasia. Europa Press

Link 2: Human ancestors explored 'out of Africa' despite impaired nasal faculties | EurekAlert! 
In humans inhaled air is conditioned poorly in the nasal cavity in comparison with primates, such as chimpanzees and macaques, according a recent study published in PLOS Computational Biology. Unlike our protruding external nose, which has little effect on improving air conditioning performance, other hominins (including australopithecines) were endowed with flat nasal features and faculties to improve air conditioning.

The study, produced by Dr Takeshi Nishimura from Kyoto University and colleagues, is the first investigation of nasal air conditioning in nonhuman hominoids based on computational fluid dynamics (CFD)...