viernes, 25 de marzo de 2016

Slaughter at the bridge


1/7. The flint arrowhead embedded in this upper arm bone first alerted archaeologists to the long-ago violence in the Tollense Valley. "PHOTO: LANDESAMT FÜR KULTUR UND DENKMALPFLEGE MECKLENBURG-VORPOMMERN/LANDESARCHÄOLOGIE/S. SUHR"

About 3200 years ago, two armies clashed at a river crossing near the Baltic Sea. The confrontation can't be found in any history books—the written word didn't become common in these parts for another 2000 years—but this was no skirmish between local clans. Thousands of warriors came together in a brutal struggle, perhaps fought on a single day, using weapons crafted from wood, flint, and bronze, a metal that was then the height of military technology.

Struggling to find solid footing on the banks of the Tollense River, a narrow ribbon of water that flows through the marshes of northern Germany toward the Baltic Sea, the armies fought hand-to-hand, maiming and killing with war clubs, spears, swords, and knives. Bronze- and flint-tipped arrows were loosed at close range, piercing skulls and lodging deep into the bones of young men. Horses belonging to high-ranking warriors crumpled into the muck, fatally speared. Not everyone stood their ground in the melee: Some warriors broke and ran, and were struck down from behind. [...] Science


Actualización: 4.000 guerreros del norte de Europa combatieron en una cruenta y desconocida batalla en el año 1250 a. C. | Ancient Origins 
En un antiguo campo de batalla de hace 3.250 años situado en Alemania se han descubierto restos de guerreros con signos de violencia, mazas de madera, puntas de lanza, puntas de flecha de sílex y bronce y cuchillos y espadas también de bronce. La macabra escena, congelada en el tiempo por la turba del terreno, es diferente a cualquier otro yacimiento conocido en el norte de Europa de la Edad del Bronce, donde los investigadores creían hasta ahora que no había tenido lugar ninguna guerra a gran escala hasta muchos años más tarde.

De este modo, no sabemos quiénes fueron estos guerreros que combatieron hace más de 3.000 años a orillas del río Tollense en el norte de Alemania, cerca del mar Báltico, ya que no disponemos de registros escritos de la época.

Pero el análisis de los restos hallados hasta ahora pertenecientes a 130 hombres, la mayoría de ellos de edades comprendidas entre los 20 y los 30 años, demuestra que algunos procedían al parecer de cientos de kilómetros de distancia: Polonia, Holanda, Escandinavia y sur de Europa.

Los combates cuerpo a cuerpo que tuvieron lugar en esta batalla, que podría haber involucrado a miles de guerreros y haber acontecido en un solo día, fueron brutales, según un artículo sobre la investigación arqueológica llevada a cabo en el yacimiento de Tollense publicado en la revista Science. En ella también participaron hombres a caballo. Hasta el día de hoy, aunque los investigadores creen que solo han desenterrado el 2 o 3 por ciento del material arqueológico presente en este antiguo campo de batalla, se han hallado en el yacimiento los restos óseos de 130 guerreros y cinco caballos...

1 comentario:

salaman.es dijo...

Actualización: 4.000 guerreros del norte de Europa combatieron en una cruenta y desconocida batalla en el año 1250 a. C.