jueves, 14 de julio de 2016

El yacimiento de O Cabrón demuestra la convivencia de especies humanas



La excavación realizada en Arbo rompe con la teoría existente desde los años cincuenta

Cuatro años después de que las excavaciones en el yacimiento de O Cabrón ubicado en el Concello de Arbo finalizasen, el análisis de los restos encontrados sigue ofreciendo resultados reveladores. Eduardo Méndez-Quintas, arqueólogo que dirige la investigación, apunta que «estos restos cuentan con una antigüedad que va de los 150.000 a los 200.000 años», lo que supone que el yacimiento sea «uno de los más antiguos de la comunidad gallega».

Sin embargo, cree que «lo más importante y significativo» es el tipo de herramientas que han encontrado. La investigación demuestra que estos utensilios, propios «del final del período achelense», no se corresponden en antigüedad con la época en la que eran empleados, según la teoría al respecto.

Méndez-Quintas explica que «en otros yacimientos de la Península Ibérica se han encontrado herramientas de la misma época pero fabricadas con una tecnología totalmente distinta, propia de los neandertales», lo que revelaría que «en cierto punto de la historia, achelenses y neandertales convivieron en territorio peninsular».

Este hecho rompe «con toda la teoría existente acerca de las etapas de las diferentes especies humanas», que se encontraba «vigente e inamovible desde los años 50». Méndez-Quintas señala que, «hasta el momento, se creía que las especies habían seguido un proceso evolucionista», afirmándose que «los humanos achelenses fueron avanzando hasta dar paso a los neandertales». Sin embargo, los descubrimientos de O Cabrón demuestran «la existencia de herramientas fabricadas por ambas especies en un período de tiempo simultáneo», lo que significa que, durante ese lapso temporal, «ambas especies coexistieron y no fue una la que evolucionó en la otra». [...] lavozdegalicia.es


Link 2: ​Los pobladores de O Cabrón se preocupaban por la estética de sus herramientas