martes, 5 de julio de 2016

Una investigación se centrará en el papel del Homo antecessor en la evolución


Ilustración de un 'antecessor' en el libro 'El chico de la Gran Dolina'.

04/07/2016 / EFE.- La Fundación Caja Rural Burgos financiará un proyecto de investigación del Equipo Atapuerca que podría permitir aclarar el mapa evolutivo europeo y la función en el mismo del Homo antecessor, desde el punto de vista de posible ancestro común del sapiens y el neandertal.

Con una dotación de 14.000 euros, la financiación viene de la mano de un convenio de colaboración firmado hoy con la Fundación Atapuerca, gracias al cual se concederá una beca a la doctora Laura Martín-Francés.

La investigadora del Equipo Atapuerca trabaja en un estudio sobre la proporción de los tejidos dentales en la especie Homo antecesor, cuyas conclusiones pueden arrojar luz al mapa evolutivo europeo.

La directora del proyecto, la doctora María Martinón-Torres, ha asegurado que el estudio consolida una línea de investigación muy novedosa, al analizar fósiles con técnicas no destructivas.

Sin embargo, lo más destacable de la investigación es que podría contribuir a responder preguntas universales sobre la humanidad.

Y es que Martinón-Torres ha afirmado que tienen una oportunidad "única" para ratificar que en el yacimiento de Gran Dolina está el mejor candidato posible del ancestro común de sapiens y neandertal.

Laura Martín-Francés ha recordado que ahora se sabe que el grosor de los tejidos dentales es específico de cada especie.

De este modo, al analizar los fósiles de antecessor localizado en Gran Dolina no solo se caracterizará una especie, sino que se podrán establecer comparaciones con otras especies homo. Martín-Francés espera poder "aclarar" el mapa evolutivo europeo después de que el ADN nuclear hallado en Atapuerca, con 430.000 años de antigüedad haya vuelto a poner al Homo antessor en el "juego" de la evolución como ese posible ancestro común. lavanguardia.com