martes, 23 de agosto de 2016

Los neandertales de Cova Eirós pudieron convivir con los cromañones


Imagen: ROI FERNANDEZ

Una nueva datación reduce de forma drástica la edad del yacimiento y lo aproxima a la época del hombre moderno

Los hombres de Neandertal que vivieron en Cova Eirós en el Paleolítico Medio son considerablemente menos antiguos de lo que parecía en un principio. Hace ya varios años, la ocupación más reciente de ese período prehistórico registrada en el yacimiento de Triacastela fue datada con métodos radiométricos hace unos 84.000 años. Sin embargo, una nueva datación -que está aún en curso de realización- sugiere que los materiales descubiertos en este nivel arqueológico son en realidad mucho más recientes y que podrían tener menos de 50.000 o incluso de 40.000 años.

Esta nueva cronología viene a incrementar de una forma notable el interés del yacimiento, según apunta Arturo de Lombera, codirector de las excavaciones. Las rastros neandertales de Cova Eirós se encuadran ahora en una época mucho más tardía y más próxima a la expansión del hombre de Cromañón u Homo sapiens moderno, que se expandió por Europa hace entre 45.000 y 40.000 años. «La primera datación de 84.000 años situaba este yacimiento en la época de los llamados neandertales clásicos, muy anterior a la llegada de los primeros Homo sapiens, pero las fechas que manejamos ahora se encuadran ya en el período de declive y extinción de los neandertales y de su sustitución por los humanos modernos», indica el arqueólogo. [...]  lavozdegalicia.es


Entrada relacionada