sábado, 17 de septiembre de 2016

En busca de la primera dieta moderna


Julio Mercader, en primer plano, junto al resto de su equipo en Olduvai
 
Un gran proyecto lleva técnicas de ciencia forense a los yacimientos de Olduvai, en Tanzania

Hace casi dos millones de años, en la sabana de África, un homínido peludo y bajito levantó un hacha de piedra amenazadora y... comenzó a prepararse la comida. Sucedió en la garganta de Olduvai, en Tanzania, el yacimiento de fósiles descubierto por la mítica familia Leakey que cambió para siempre la historia de la evolución humana. Medio siglo después, un grupo de paleontólogos va a aplicar técnicas dignas de las mejores policías científicas del mundo para averiguar qué comía exactamente aquel homínido.

“Este va a ser el mayor proyecto de investigación en Olduvai desde que se descubrió el yacimiento”, explica Julio Mercader durante una entrevista. Asentado en la Universidad de Calgary (Canadá) desde hace más de 10 años, este arqueólogo y prehistoriador español coordina un proyecto financiado por el Gobierno canadiense para estudiar cómo los homínidos se adaptaron al cambio climático en este lugar, considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. [...] EL PAÍS / Link 2