lunes, 14 de noviembre de 2016

Mural de 6.000 años ve la luz por primera vez en Jerusalem



El propósito exacto y el simbolismo de la antigua estrella de 8 puntas siguen siendo desconocidos.

Por primera vez desde su descubrimiento en la década de 1930, un espectacular y misterioso mural pintado en una pared de la cueva en la Jordania moderna hace unos 6.000 años – más de un milenio antes de la formación de las primeras ciudades o la invención de la escritura – se exhibe en Jerusalem con poca fanfarria.

Pero la retirada de la Estrella Ghassuliana del almacén del Museo Rockefeller en Jerusalem Este, donde ha estado desde el Mandato Británico, y su posterior exhibición en las nuevas instalaciones de la Autoridad de Antigüedades de Israel al otro lado de la ciudad, violaron la promesa de la AAI de hace unos meses de no sacar artefactos del museo.

La magnífica pieza central era parte de una serie de pinturas rupestres descubiertas durante las excavaciones realizadas por el Instituto Bíblico Pontificio entre 1929 y 1938 y en 1959 en Teleilat el-Ghassul, un sitio justo al este del río Jordán, al norte del Mar Muerto. Sólo un puñado de pinturas murales del Cercano Oriente sobreviven de ese período, y sólo dos otros fragmentos se han encontrado en el Levante meridional.

Las pinturas fueron realizadas en pinturas roja, marrón, amarilla, negra y blanca hechas de minerales naturales sobre barro y paredes encaladas. Aparte de la estrella, las pinturas representan figuras enmascaradas, animales y diseños geométricos.

Los murales, gravemente dañados durante su remoción de las cuevas, son ejemplos extremadamente raros de obras de arte del período calcolítico – hace entre seis y siete mil años, antes de la invención del trabajo del bronce, y cuando la vivienda humana se limitaba a pequeños pueblos agrícolas. [...] enlacejudio.com


Mysterious 6,000-year-old star mural sees first daylight in Jerusalem | The Times of Israel  
For the first time since its discovery in the 1930s, a spectacular, mysterious mural painted on a cave wall in modern-day Jordan some 6,000 years ago — over a millennium before the formation of the first cities or invention of writing — went on display in Jerusalem with little fanfare.

But the Ghassulian Star’s recent removal from the storeroom of the Rockefeller Museum in East Jerusalem, where it has sat since the British Mandate, and its subsequent exhibition, until Sunday, at the Israel Antiquities Authority’s new facilities next to the Israel Museum on the other side of town, violated the IAA’s promise a few months ago not to remove artifacts from the museum.

The magnificent centerpiece was part of a series of cave wall paintings discovered during excavations conducted by the Pontifical Biblical Institute between 1929 and 1938 and in 1959 at Teleilat el-Ghassul, a site just east of the Jordan River, north of the Dead Sea.

Only a handful of Near Eastern wall paintings survive from that period, and only two other fragments have been found in the southern Levant...