sábado, 3 de diciembre de 2016

Reporta importantes hallazgos el proyecto Gran Acuífero Maya, del INAH


Mandíbula de gonfoterio. Foto Proyecto GAM
  • Durante su primer semestre de trabajos de prospección arqueológica, localizó un cráneo humano del periodo Precerámico, una mandíbula de gonfoterio y un altar maya
  • Los descubrimientos se registraron en diferentes cuevas ubicadas en el transecto de 50 km radiales que abarca las zonas quintanarroenses de Muyil, Tulum y Chumpón
El cráneo de un hombre muerto hace más de 10 mil años; restos de megafauna y un altar maya prehispánico en un estado de conservación inaudito, se cuentan entre los hallazgos más destacados del proyecto Gran Acuífero Maya (GAM) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), registrados durante sus primeros seis meses de prospección arqueológica.

Tales descubrimientos se realizaron en diferentes cuevas ubicadas en un transecto de 50 km radiales que abarca las zonas de Muyil, Tulum y Chumpón, en Quintana Roo, primera ruta trazada por el GAM dentro de su iniciativa de investigación denominada “Localización de fuentes de agua ancestrales”. Liderados por el doctor Guillermo de Anda Alanís, estos trabajos contaron con los aportes de geólogos, biólogos, arqueólogos y exploradores subacuáticos, en virtud de que varios de los contextos se hallan en cavidades inundadas.


Para el arqueólogo, director del proyecto Gran Acuífero Maya, los hallazgos son relevantes por la información que pueden aportar sobre el cambio climático, los primeros pobladores de América —en particular en la península de Yucatán— y de las manifestaciones materiales de la ritualidad maya. Ello sin considerar los datos que también se obtienen sobre la hidrogeología de esta zona. [...] INAH / Link 2