viernes, 13 de enero de 2017

La cueva de Eirós podría tener restos paleolíticos más antiguos, según el equipo de expertos


Román Rodríguez, Maria del Carmen Martínez, Francisco R. Durán y los arquólogos, Román Fábregas y Arturo de Lombera presentan los resultados de la investigación de la Cova Eirós. XOÁN REY (EFE)
 
La Xunta trabaja en su delimitación, avanza que mantendrá la dotación para futuras campañas y garantiza su conservación

EUROPA PRESS. El equipo de investigadores responsable de las intervenciones en el yacimiento paeolítico de Cova Eirós, en el Ayuntamiento de Triacastela (Lugo), ha hecho balance este viernes de los trabajos del bienio 2015-2016 para informar de que, según las dataciones más recientes, "muy posiblemente" en este espacio habitaron "los últimos neandertales en la parte Norte" de la Península Ibérica.

Así lo ha expuesto el catedrático y director científico del proyecto --que encabeza el Grupo de Estudos para Prehistoria do Noroeste de la USC--, Ramón Fábregas Valcarce, quien ha destacado las "características singulares" que presenta esta cueva, ya que "es uno de los 20 yacimientos" peninsulares en donde coexistieron los neandertales con los Homo sapiens, que entraron en la Península por los Pirineos y fueron avanzando hacia el Sur.

Entre otras singularidades que muestran el "gran interés" de este yacimiento en el que hubo osos de las cavernas se encuentran aspectos geológicos, paleontológicos y paleoambientales. A modo de ejemplo, se han encontrado restos de "una de las pocas hogueras que se conocen en el Paleolítico medio".


Las últimas excavaciones datan entre 39.000 y 41.000 años --en un principio se creía que podían alcanzar casi los 100.000 años, que ahora se rebajan-- las primeras presencias de comunidades prehistóricas.

Comienzan con los últimos grupos de neandertales, a los que siguen los grupos de cazadores del Paleolítico superior, los primeros agricultores del Neolítico e incluso hay registros de actividad hasta la Edad Media, con cerámica del siglo XI, en donde hubo "una ocupación intensa".

Actualmente, la excavación se encuentran en el nivel 3, fechado en el Paleolítico medio, con la recuperación de más de 10.000 registros y piezas en la cavidad, mientras analizan herramientas, modos de vida y condiciones climátias.

EL ADORNO MÁS ANTIGUO DE GALICIA

Un aspecto "muy interesante" de Cova Eirós es que cuenta con manifestaciones de arte rupestre marcada por el "simbolismo". En concreto, se ha encontrado "el objeto de adorno más antiguo de Galicia", se trata de un colgante hecho con el diente de un zorro de 26.000 años de antigüedad.

A esto se une, el arte parietal encontrado, de los últimos momentos del Paleolítico superior, con murales de hace más de 10.000 años de antigüedad, "la más antigua del país".

En esta presentación también han participado el codirector del proyecto, Arturo de Lombera; el decano de la Facultade de Xeografía e Historia, Francisco Durán, y la directora xeral de Patrimonio Cultural, María del Carmen Martínez Ínsua. [...] lavanguardia.com / Link 2 (IPHES)