lunes, 4 de julio de 2016

Identifican restos humanos de más de 24.000 años en Japón


1/4. The Shiraho Saonetabaru Cave Ruins in Ishigaki, Okinawa Prefecture. (Akemi Kanda)

Se trata del yacimiento más antiguo de Japón, y uno de los mayores de Asia. 

EFE. Investigadores nipones han confirmado que unos fragmentos de restos humanos hallados en la isla de Ishigaki (sur de Japón) tienen más de 24.000 años, lo que le convierte en el yacimiento más antiguo de Japón y en uno de los mayores de Asia.

"Las últimas pruebas realizadas apuntan a que los cuerpos son en su mayoría de hace unos 20.000 años, aunque los huesos más antiguos tienen más de 24.000", dijo hoy Hisayoshi Nakaza, profesor del Centro de Arqueología de Okinawa que ha liderado la segunda etapa de excavación y estudio del yacimiento.

El grupo, de unas 10 personas, cuenta también con miembros del Museo Nacional de Ciencia y Naturaleza de Tokio.

Este yacimiento, conocido como la cueva de Shiraho Saonetabaru y que se cree que era un lugar de enterramiento, fue descubierto en 2007 cuando comenzaron las primeras obras para construir el nuevo aeropuerto de Ishigaki, isla del archipiélago meridional de Okinawa.

Las dataciones iniciales de los primeros restos hallados mostraron que éstos tenían en torno a 18.000 años.

La última etapa de investigación, desarrollada entre 2012 y este año, ha logrado reunir muchos más fragmentos -más de mil pertenecientes a una docena de cuerpos- y establecer que son mucho más antiguos.

Esto convierte a la cueva en el yacimiento de mayor antigüedad que se ha podido certificar con precisión hasta la fecha en Japón y en uno de los mayores de todo Asia oriental.

Nakaza, de 44 años, explicó que el Museo Nacional de Ciencia y Naturaleza va a intentar establecer las edades y géneros de varios cuerpos.

A partir de ahí, se buscaría incluso reconstruir rostros mediante una simulación en tres dimensiones a partir de cuatro cráneos que fueron hallados casi intactos.

Se espera que con esto pueda ofrecer información sobre la constitución física de los individuos, lo que arrojaría más información sobre este grupo enterrado en Ishigaki, que se cree sería el resultado de la emigración desde Eurasia.

La mayor parte de investigadores cree que los primeros pobladores del archipiélago de Okinawa llegaron hace unos 30.000 años a bordo de embarcaciones precarias desde la isla de Taiwán, que por ese entonces aún estaría conectada al continente. LA TERCERA


Link 2: Okinawa’s trove of ancient bones may point to migration route:The Asahi Shimbun
The discovery in Okinawa Prefecture of the largest collection of human remains from the Stone Age may help unravel the mystery of migration to Japan from Southeast Asia, researchers say.

Among the latest findings were four skulls in relatively good condition. Researchers at the National Museum of Nature and Science in Tokyo plan to use digital technology to recreate the faces of the ancient people based on the features of the skulls.

They said the Shiraho Saonetabaru Cave Ruins in Ishigaki have provided the most comprehensive snapshot yet of life in Japan in the Paleolithic Period more than 20,000 years ago.

The research team also included the Okinawa Prefectural Archaeological Center.

The dozen or so human remains included a complete skeleton, which suggests the cave--now part of the Ishigaki Airport complex--was a burial site. No stone tools or other evidence of daily living have been found.

Radiocarbon dating of the remains produced one result that suggested they are from 26,000 years ago, which would make them the oldest found in Japan. However, remains found at a site in Naha, also in Okinawa, are estimated to be from about 36,000 years ago based on the characteristics of the bone shape as well as the dating of carbides found there.

DNA analysis of the bones has found genetic traits commonly found further south of Japan in Southeast Asia. Those results, along with the recreated faces, could help researchers trace the course by which mankind made its way to the Japanese archipelago.

Hisayoshi Nakaza of the Okinawa Prefectural Archaeological Center who was involved in the study said, "This is a valuable result that points to the possibility that one route by which mankind came to Japan was through a route from Southeast Asia that passed through Ishigakijima island."

The study site was made available to researchers and others on June 30. Work on the site will wind up in July.

(This article was written by Akemi Kanda and Senior Staff Writer Shunsuke Nakamura.)


Entrada relacionada