jueves, 17 de noviembre de 2016

Una mazorca de 5.000 años cuenta la historia del maíz


Esta mazorca o elote, encontrada en una cueva del valle de Tehuacán, tiene 5.310 años. B. Smith | EPV

El paso de la mala hierba teosinte al cereal más producido del planeta fue un proceso lento y gradual

Una mazorca de 5.000 años muestra cómo fue la domesticación del maíz. El análisis de su ADN da pistas sobre el proceso que llevó a una mala hierba como el teosinte a convertirse en la base alimenticia de América. Aquella mazorca (también llamada elote o choclo) era muy diferente del maíz actual, pero ya portaba los genes del cereal que se ha convertido, según la FAO, en el más producido del mundo.

El maíz entró en la dieta de los humanos hace apenas 9.000 años. De esa época son los restos encontrados en cuevas del valle del río Balsas, en el suroeste de México. La comparación genética entre el maíz actual (Zea mays L. ssp. mays) y su antecesor, el teosinte (Zea mays ssp. parviglumis), confirman que fue por entonces cuando empezaron a divergir ambas plantas. Pero el resto de la historia hasta que el maíz se convirtió en el principal sustento de las grandes civilizaciones americanas apenas está escrita.

Ahora, un grupo de investigadores, entre ellos varios mexicanos, ha tenido la rara ocasión de conseguir una muestra de ADN de una de las mazorcas más antiguas de las que se conservan y que por su antigüedad, 5.310 años, se coloca en la mitad de la historia. Se trata de la llamada Tehuacán162, localizada en los años 60 por arqueólogos estadounidenses en una cueva del valle de Tehuacán, en Puebla (México). Aunque se han hallado elotes aún más antiguo, este apenas ha sido contaminado por ADN bacteriano en todo este tiempo. Eso ha permitido a los científicos secuenciar su genoma, cuyos resultados acaban de publicar en Current Biology. [...] EL PAÍS


Ancient corn cob shows how maize conquered the world - BBC News  / Link 2
Scientific analysis of a cob of corn dating back 5,000 years shows how maize became one of our most popular cereals.

Farming by early civilisations started a process of domestication that produced the sweet yellow corn we use today for food or fuel.

Ancient DNA extracted from the cob gives a window into the past to the time when maize was first grown.

The cob is one of the oldest in the world and was excavated from a cave in the Tehuacan Valley, Mexico.

"Based on archaeological evidence and modern DNA evidence, we already know that maize was domesticated in Mexico some time between about 10,000 and 6,000 years ago," said Nathan Wales, of the Natural History Museum of Denmark in Copenhagen.

"What we did not know using modern DNA or other information is really how this process gets going and the timing of different events in the past."...