lunes, 10 de abril de 2017

Frontal de caballo de Hornos de la Peña - MVPAC - RTVE


art.lostonsite.com

Se trata de una de las piezas mayores de arte mueble paleolítico de Cantabria. Es una representación de la parte posterior de un caballo realizada en hueso. Localizada por Obermaier en el nivel Auriñaciense ahora se revisa esta atribución cronológica... (Audio) RTVE.es


Entrada relacionada


La elección del tipo de cultivo durante el Neolítico determinó la complejidad de las jerarquías sociales


 
Una investigación con la participación de Luigi Pascali, profesor del Departamento de Economía y Empresa de la UPF, propone que las sociedades y sus instituciones políticas se desarrollaron a través de la habilidad de apropiarse y asegurarse la cosecha de cereales y de grano.

Siguiendo la Revolución Neolítica alrededor de 12.000 años atrás, algunas regiones del mundo desarrollaron complejas jerarquías sociales que condujeron a la creación de ciudades-estado y a las grandes civilizaciones de la antigüedad.

La mayoría de teorías existentes argumentan que los avances sociales fueron el resultado de la productividad de la tierra y del excedente alimentario. Sin embargo, la investigación conducida por Luigi Pascali, profesor del Departamento de Economía y Empresa de la UPF y de la Barcelona GSE, propone que el desarrollo fue impulsado por la habilidad de las élites emergentes de apropiarse y asegurar las cosechas de grano y cereales.

El profesor Pascali, junto con Joram Mayshar, de la Universidad Hebrea de Jerusalén; Omer Moav,de la Universidad de Warwick, y Zvika Neeman, de la Universidad de Tel Aviv, han plasmado sus hallazgos en un artículo científico titulado "Cereals, Appropriability and Hierarchy" (Cereales, apropiabilidad y jerarquía).

Cultivos de cereales o de tubérculos, factor clave para el desarrollo social

Los resultados de la investigación muestran que las regiones más fértiles del mundo no crearon necesariamente sociedades más complejas. En lugar de ello, el factor crucial fue el tipo de comida elegido como cultivo principal: cereales y grano versus raíces y tubérculos. [...] Universitat Pompeu Fabra (UPF)

Another female Bronze Age icon is now known to have travelled across Europe


1/2. Skrydstrup Woman was discovered in Denmark in 1935. She is one of the best preserved Bronze Age bodies in Denmark, alongside Egtved Girl, who was discovered close by. Both women are now known to have travelled across Europe to reach Denmark. (Photo: The National Museum of Denmark)

Egtved Girl is not alone: Skrydstrup Woman also travelled far and wide, say scientists after analysing Skrydstrup Woman’s hair, teeth, and bones.

The discovery in 2015 that the remains of the teenage Egtved Girl discovered in Denmark were not in fact Danish caused an outcry. Partly because this Danish Bronze Age icon turned out not to be Danish after all, and partly because she demonstrated that Bronze Age people travelled far and wide—including women.

And the discovery raised one important question: were there others like her?

Archaeological scientists from the National Museum of Denmark can now say, yes, there were. They have discovered that a woman who was buried in Skrydstrup, southern Jutland in west Denmark, around 1300 to 1200 BCE, was not Danish.

Analyses suggest that she could have come from south Germany, France, Sweden, or The Czech Republic, and researchers are now trying to pinpoint her exact origins to see just how far she may have travelled.

It opens up for a new understanding of the European Bronze Age, says Professor Karin Frei from The National Museum of Denmark who is behind the discovery.

“We can’t say with 100 per cent certainty where she came from, and we may never be able to, but she definitely wasn’t Danish. It gives us so many new perspectives. Now we know that Egtved Girl was not an isolated case,” says Frei. [...] ScienceNordic / Link 2


Videos: 1/  Strontium is nature's GPS 2/ Tales of Bronze Age Women - Nationalmuseet DK
Ver en PaleoVídeos > L.R.2.12 nº 28 y 29.


Entrada relacionada


Actualización: La mujer de Skrydstrup: otra joven viajera de la Edad del Bronce que murió y fue enterrada en Dinamarca
Tuvo que ser un viaje emocionante el recorrido hace miles de años por una adolescente de entre 16 y 18 años de edad que, procedente de algún lugar de Europa, llegó hasta Jutlandia, Dinamarca, para morir allí poco después. Esta alta muchacha fue enterrada en un túmulo funerario típico de la élite social de entonces, conservándose sus restos en el interior de un ataúd de madera de roble.

Los investigadores se hallan estudiando los restos de la conocida como “mujer de Skrydstrup” para determinar, exactamente, de qué parte de Europa procedía. Las posibilidades que se están barajando incluyen las actuales Alemania, República Checa, Francia o Suecia.

No es la única antigua viajera procedente de lejanas tierras hallada en Jutlandia, una región que muestra evidencias de una próspera Edad de Bronce para sus residentes. La muchacha de Egtved, que también murió cuando tenía entre 16 y 18 años, llegó asimismo de muy lejos, según ha demostrado la cantidad de estroncio encontrada en sus dientes y huesos tras realizarle los pertinentes análisis...

sábado, 8 de abril de 2017

Altamira publica el último proyecto de investigación de Lasheras


 
El Museo de Altamira presenta los resultados del proyecto de investigación "Los tiempos de Altamira. Actuaciones arqueológicas en los yacimientos de Cualventi, El Linar y las Aguas (Alfoz de Lloredo)". Esta publicación supone la última contribución de José Antonio Lasheras a la investigación de la Arqueología de Cantabria.

Europa Press. El estudio recoge los resultados de las excavaciones arqueológicas y el análisis del arte rupestre del proyecto "Los tiempos de Altamira", impulsado por el Museo de Altamira y dirigido por José Antonio Lasheras, en el que han participado más de una veintena de especialistas de universidades y centros de investigación españoles y europeos.

El proyecto "Los tiempos de Altamira" tiene como objetivo obtener información sobre el contexto cultural y paleoambiental de la cueva de Altamira a través del estudio de los yacimientos de su entorno, dada la imposibilidad de investigar en la propia cueva por motivos de conservación.

Toda la información disponible hasta el momento sobre el yacimiento de Altamira procedía de antiguas excavaciones arqueológicas realizadas muchos años atrás (1903, 1925 y en 1981) y sus datos estaban descontextualizados.

La monografía proporciona un complejo estudio que analiza las condiciones ambientales, la industria lítica y ósea, la procedencia de los recursos vegetales y de la materia prima utilizada para tallar los útiles así como del arte rupestre y mobiliar de los yacimientos de Cualventi, El Linar y las Aguas, situados a unos pocos kilómetros de la cueva de Altamira.

La evaluación conjunta de los datos obtenidos persigue realizar un análisis más sólido y amplio del Solutrense y del Magdaleniense en el centro de la región cantábrica. La publicación se estructura en seis bloques temáticos. En el primero se abordan los planteamientos generales del proyecto, los objetivos, los métodos empleados, la descripción del medio geográfico, la presentación del equipo científico y la historia de la investigación de los yacimientos.

En el segundo se analizan los contextos estratigráficos y los datos cronológicos de los registros sedimentarios. El tercero recoge todos los trabajos de las diferentes especialidades: palinología, antracología, macro y micro faunas, malacología terrestre y marina.

En el cuarto se expone el estudio de la cultura material, de la industria lítica, las materias primas líticas, los restos óseos con marcas antrópicas y la industria ósea. El bloque quinto está dedicado al simbolismo, es decir, al arte mueble y rupestre de los tres yacimientos. Finalmente, en el último bloque se establecen las conclusiones generales de la investigación.

Editada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la monografía se encuentra disponible en la web del Museo de Altamira y en el Servicio de Publicaciones eldiario.es/

Stone Age hunter-gatherers tackled their cavities with a sharp tool and tar


1/2. DENTAL WORK  Seen from above in computer reconstructions, cavities in two human teeth dating to around 13,000 years ago contain signs of an ancient treatment for tooth decay. Marks on the inner walls of each cavity were made by a pointed stone tool used to remove infected tissue, researchers propose.

Tooth find adds to evidence that some form of dentistry has existed for at least 14,000 years

Stone Age dentists didn’t drill and fill cavities. They scraped and coated them.

Two teeth from a person who lived in what’s now northern Italy between 13,000 and 12,740 years ago bear signs of someone having scoured and removed infected soft, inner tissue. The treated area was then covered with bitumen, a sticky, tarlike substance Stone Age folks used to attach stone tools to handles (SN Online: 12/12/08), says a team led by biological anthropologists Gregorio Oxilia and Stefano Benazzi, both of the University of Bologna in Italy.

The find indicates that techniques for removing infected parts of teeth developed thousands of years before carbohydrate-rich farming diets made tooth decay more common, the researchers report online March 27 in the American Journal of Physical Anthropology. Farmers may have used stone tools to drill dental cavities as early as 9,000 years ago (SN: 4/8/06, p. 213).

Oxilia and Benazzi’s team reported in 2015 that a pointed stone tool had apparently been used to remove decayed tissue from a tooth that belonged to a man buried in northern Italy around 14,000 years ago. [...] Science News  / Link 2

Entrada relacionada


Actualización: Descubren evidencias de empastes dentales durante la Edad de Hielo  / Link 2
EuropaPress. Un equipo de investigadores ha encontrado evidencia de trabajo dental que data de la Edad de Hielo, y que incluye el uso de un objeto afilado para eliminar el tejido de la cavidad enferma y empastes con alquitrán.

En su artículo, publicado en el American Journal of Physical Anthropology, el equipo describe la condición de los dientes, dónde se encontraron y lo que revelaron sobre la tecnología dental durante la Edad de Hielo.

Al estudiar los dientes (que se encontraron en una parte montañosa de la Toscana, Italia, hace aproximadamente 20 años), dos incisivos superiores (los próximos a los caninos puntiagudos), el equipo encontró que había agujeros "perforados" en ellos, probablemente usando una piedra afilada, hasta el fondo de la cámara pulpar, procedimiento que habría sido muy doloroso.

Asimismo, informan de rasguños y otras marcas en las paredes internas de los dientes, indicando claramente que algo más que la masticación había ocurrido. Un examen más detallado ha indicado que los orificios habían sido llenados una vez con bitumen --una sustancia del alquitrán que los humanos antiguos usaban normalmente para unir herramientas--, pedacitos de paja y lo que podría resultar ser pelo. Los investigadores fecharon los dientes a un tiempo entre 13.000 y 12.740 años, colocándolos en el Paleolítico Superior.

No está claro para qué propósito podría haber servido la paja y el cabello en el procedimiento, aunque observan que es posible que fueran utilizados como antisépticos o que proporcionaran cierto grado de entumecimiento.

Los investigadores señalan que es posible que los agujeros fueran perforados por otras razones --para insertar joyas, por ejemplo-- pero la presencia de betún sugiere que el propósito era limpiar la materia cariada de los dientes y reemplazarla con algo destinado a disminuir la pérdida de dientes.

También señalan que el período de tiempo durante el cual vivió el paciente fue antes del uso generalizado de la agricultura, lo que significó que vivió antes del momento en que la gente comenzó a comer alimentos ricos en carbohidratos hechos de granos. La introducción de estos alimentos en la dieta humana condujo a problemas dentales generalizados, especialmente a la caries dental.

Los investigadores reconocen que dos dientes de una persona es un pequeño tamaño de muestra, pero debido a la evidencia de un avance en el cuidado dental, es probable que la práctica de la perforación y el llenado de dientes fuera generalizada.

DNA dating: How molecular clocks are refining human evolution's timeline


4/5. An evolutionary tree displays the divergence and interbreeding dates that researchers estimated with molecular clock methods for these groups. Bridget Alex, CC BY-ND

DNA holds the story of our ancestry – how we’re related to the familiar faces at family reunions as well as more ancient affairs: how we’re related to our closest nonhuman relatives, chimpanzees; how Homo sapiens mated with Neanderthals; and how people migrated out of Africa, adapting to new environments and lifestyles along the way. And our DNA also holds clues about the timing of these key events in human evolution.

When scientists say that modern humans emerged in Africa about 200,000 years ago and began their global spread about 60,000 years ago, how do they come up with those dates? Traditionally researchers built timelines of human prehistory based on fossils and artifacts, which can be directly dated with methods such as radiocarbon dating and Potassium-argon dating. However, these methods require ancient remains to have certain elements or preservation conditions, and that is not always the case. Moreover, relevant fossils or artifacts have not been discovered for all milestones in human evolution.

Analyzing DNA from present-day and ancient genomes provides a complementary approach for dating evolutionary events. Because certain genetic changes occur at a steady rate per generation, they provide an estimate of the time elapsed. [...] theconversation.com

DNA study unveils secrets of Sardinians' unique ancestry



... Previous investigations into the genomes of Sardinians have revealed that they harbour high levels of nuclear genome similarity with European Neolithic farmers as well as with the famous Tyrolean Iceman.

However, many scientists believe that these Neolithic farmers were not the first people living on the island.

Both archaeological and genetic evidence suggest that pre-Neolithic European people already inhabited Sardinia by 13 000 years ago (during the Mesolithic era), and have also left a trace in the genomes of modern Sardinians – but not everyone agrees with this theory.

A study now published in Molecular Biology and Evolution sheds a new light on Sardinians' complex ancestry. By looking at mitochondrial DNA – genetic material passed on by mothers to offspring – instead of nuclear DNA, the researchers help clarify the population's genetic links with modern and ancient Europeans. They also attempt to settle the debate about who the first inhabitants of the island were. [...] ibtimes.co.uk  / Link 2 


Actualización: Aclarando el misterioso origen de los sardos — Noticias de la Ciencia y la Tecnología
La isla de Cerdeña es destacable por el hecho de que una proporción excepcionalmente alta de la población desciende al parecer de antepasados que la han ocupado desde el Neolítico y la Edad del Bronce, hace entre 8.000 y 2.000 años. Durante siglos después de ello, tuvieron escasa interacción con la Europa continental.

Ahora, el equipo internacional de Maria Pala, de la Universidad de Huddersfield en el Reino Unido, ha terminado un amplio estudio que ha ayudado a esclarecer algunos de los misterios sobre el origen de los sardos. La propia científica es oriunda de Cerdeña.

Uno de los hallazgos del nuevo estudio es que algunos sardos modernos podrían proceder de personas que colonizaron la isla incluso en un período anterior, el Mesolítico.

Los investigadores analizaron 3.491 muestras de ADN de la población actual y las compararon con 21 muestras antiguas tomadas de restos óseos encontrados en sepulturas talladas en la roca que se extienden desde el período Neolítico hasta finales de la Edad del Bronce.

Este nuevo estudio se centró en el genoma mitocondrial, la línea materna que se transmite solo a través de las madres, porque proporcionaba una sucesión ininterrumpida de descendientes, y resultaba mucho menos compleja que la de todo el genoma.

El resultado del análisis indica que el 78,4 por ciento de los genomas mitocondriales modernos se agrupan en halogrupos específicos de la población tradicional de Cerdeña...

viernes, 7 de abril de 2017

Mi gran familia europea / My European Family



Libro: Mi gran familia europea. Los primeros 54.000 años: una historia de la humanidad
Karin Bojs (Autor), Gemma Pecharromán Miguel (Traductor)
Tapa blanda: 496 páginas
Editor: Ariel (14 de marzo de 2017)
Colección: Ariel
Fragmento 

Karin Bojs (Lundby, 1959), una destacada periodista sueca especializada en temas científicos, decidió un día escribir la historia de los orígenes de Europa tomando como hilo conductor el ADN de sus propias mitocondrias, de las de su abuela paterna y del cromosoma Y de un tío paterno (ya que su padre había fallecido). A primera vista pudiera parecer una extravagancia, pero el resultado es un libro fascinante. A ello contribuye que Bojs esté al día en las publicaciones científicas sobre el tema, haya entrevistado a los investigadores más relevantes y tenga una poco frecuente capacidad para transformar los datos científicos en un relato lleno de vida.

Sucede además que sus tres linajes de ADN apuntan hacia los tres puntos de origen más significativos de nuestra Europa. Sus propias mitocondrias tienen su origen en el área del suroeste de Francia y del norte de España en la que en la última época glacial floreció el asombroso arte rupestre de Chauvet, Altamira y Lascaux. Las de su abuela materna se originaron en tierras del Próximo Oriente, en Siria y [...] elcultural.com / Link 2


Book: My European Family: The First 54, 000 Years
Karin Bojs (Author)
Paperback: 400 pages
Publisher: Featherstone Education; Export/Airside edition (March 23, 2017)
Language: English



Actualización: “Los humanos inventaron la agricultura para hacer cerveza” | EL PAÍS
En su libro 'Mi gran familia europea' Karin Bojs hace un repaso a los últimos 55.000 años de prehistoria en Europa, desde el sexo con neandertales a la llegada de la agricultura...

Nuevo estudio sobre ‘Homo antecessor’ confirma su combinación de caracteres primitivos y modernos


Muestra de dientes de leche de Homo antecessor lcalizados en el nivel TD6 del yacimiento de Gran Dolina en la Sierra de Atapuerca (Burgos)/Cenieh
 
El investigador del CENIEH José Mª Bermúdez de Castro lidera el equipo científico que publica un estudio sobre la dentición temporal de esta especie del Pleistoceno Inferior hallada en el nivel TD6 del yacimiento de Gran Dolina, en Atapuerca

José Mª Bermúdez de Castro, coordinador del Programa de Paleobiología del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) lidera el equipo científico que acaba de publicar en la revista American Journal of Physical Anthropology un artículo sobre la dentición temporal o decidua de la población infantil de Homo antecessor, que confirma que esta especie tiene rasgos muy primitivos en los dientes, mezclados con caracteres derivados, y que unido a otros estudios del resto del esqueleto nos da una información mucho más completa de la combinación única y exclusiva de esta especie.

Este artículo, titulado Early Pleistocene hominin deciduous teeth from the Homo antecessor Gran Dolina-TD6 bearing level (Sierra de Atapuerca, Spain) describe la muestra de dientes de leche de Homo antecessor [...] CENIEH

jueves, 6 de abril de 2017

El canibalismo en el paleolítico no era solo "nutricional", según un estudio


Illustration by Dami Lee

Los episodios de canibalismo en el paleolítico podían tener motivaciones distintas a la utilidad "nutricional" del consumo de carne humana, según un estudio que publica hoy la revista Scientific Reports.

EFE. El investigador de la Universidad de Brighton (Reino Unido) James Cole ha calculado el valor energético del cuerpo humano, a fin de determinar el provecho nutricional del canibalismo en comparación con el consumo de otros animales.

El trabajo sugiere que los músculos esqueléticos humanos aportan unas calorías similares a las de otros animales de peso y tamaño similar.

Aporta, sin embargo, menos calorías que los músculos de otros animales mayores que podían encontrarse en el paleolítico, como el mamut, el rinoceronte lanudo y algunas especies de ciervos.

"Esto puede indicar que las razones que llevaban a la antropofagia entre homínidos quizás no eran puramente nutricionales", señala el estudio.

El autor afirma que un amplio rango de especies de homínidos han practicado el canibalismo desde, al menos, el pleistoceno temprano, si bien subraya que "no todas las poblaciones de homínidos" lo practicaron.

Tabla comparativa del valor nutritivo de la carne humana y de otros animales Cole et al.

El número de restos fósiles del paleolítico que apuntan a prácticas caníbales son "relativamente pocos", aunque "dada la naturaleza dispersa del registro fósil, "el hecho de que exista alguna evidencia de canibalismo lleva a inferir que ese comportamiento quizás era más común de lo que se cree entre las poblaciones prehistóricas", dice Cole.

El estudio publicado en Scientific Reports se basa en el cálculo de la cantidad de calorías que aporta el cuerpo humano a partir de la composición de grasa y proteínas de cuatro hombres adultos modernos.

El autor advierte de que los datos no son directamente extrapolables a las especies distintas al homo sapiens de la prehistoria y subraya que el número de calorías podría variar en otros supuestos.En el caso de los neandertales, el valor nutricional del músculo esquelético podría ser mayor que el calculado, dado que contaban con mayor masa muscular. W Radio Colombia  / Link 2


How many calories is that human? A nutritional guide for prehistoric cannibals - The Verge
Early humans ate each other — but why?

If you were to eat, say, another human being, how many calories would you be taking in? That’s a valid question not only for health-conscious people, but for anthropologists, too. You see, our human ancestors were cannibals — but we don’t really know why. Did they kill and eat each other like they would a mammoth or a wholly rhino — for the meat? Or were they practicing some sort of religious ritual?

To answer that question, James Cole, a senior lecturer in archaeology at the University of Brighton, looked into the nutritional value of a human being and then compared it to that of other animals our ancestors dined on. He found that eating a man provides fewer calories than gobbling down a mammoth, bison, or red deer. And that suggests that our ancestors ate each other not for nutrition but for some other purpose — maybe as a form of funerary or cultural ritual. The findings were published today in the journal Scientific Reports....

Rebaixen en 3.500 anys l'ocupació humana de l'entorn d'Empúries

 
Arqueòlegs feinejant aquest hivern sobre el túmul gegant o enterrament col·lectiu de la zona de Mas Vilanera, a tocar de l´Escala

Els arqueòlegs troben per sorpresa al jaciment escalenc de Mas Vilanera restes d´enterraments del neolític que tenen entre 6.000 i 6.500 anys · Posen al descobert esquelets humans en posició fetal en tombes individuals i col·lectives

Els arqueòlegs han trobat per sorpresa restes d´enterraments del neolític que rebaixen en uns 3.500 anys l´antiguitat de la presència humana a l´entorn del jaciment d´Empúries.

Si les restes més antigues de l´entorn d´Empúries dataven fins ara del segle IX i X abans de Crist; és a dir, ara fa uns 3.000 anys, a partir d´ara els orígens de l´ocupació humana de la zona s´han de situar entre l´any 4.000 i 4.500 abans de Crist; és a dir, ara fa entre 6.000 i 6.500 anys.

Unes excavacions oficials dutes a terme a finals del 2016, els resultats de les quals no s´han revelat fins ara, han posat al descobert enterraments individuals i col·lectius amb cossos humans situats en posició fetal, segons han donat a conèixer arqueòlegs d´Empúries en una conferència recent al Centre d´Estudis Escalencs, ha explicat Ràdio l´Escala. [...] Diari de Girona


Actualización: Rebajan en 3.500 años la ocupación humana del entorno de Ampurias  
Un equipo de arqueólogos ha encontrado por sorpresa restos de enterramientos del Neolítico que rebajan en unos 3.500 años antigüedad la presencia humana en el entorno del yacimiento de Ampurias (Gerona).

Si los restos más antiguos del entorno de Ampurias databan hasta ahora del siglo IX y X antes de Cristo, es decir, hace unos 3.000 años, a partir de ahora los orígenes de la ocupación humana de la zona se situarán entre el año 4.000 y 4.500 antes de Cristo; esto es, hace entre 6.000 y 6.500 años.

Unas excavaciones oficiales llevadas a cabo a finales de 2016, cuyos resultados no se han revelado hasta ahora, han puesto al descubierto enterramientos individuales y colectivos, con cuerpos humanos situados en posición fetal, según han dado a conocer arqueólogos de Ampurias en una reciente conferencia en el Centro de Estudios Escala, explicó Radio Escala.

En la zona había un monumento funerario de gran tamaño, del tipo llamado «túmulo», que además de los esqueletos presenta en una zona losas de piedra que son inequívocamente de la época del Neolítico, mucho antes de lo esperado...


Actualización: La necrópolis de Vilanera (Girona) data del Neolítico Medio, de 4.500 años aC / Link 2


Actualización: Middle Neolithic tomb unearthed at the necropolis of Vilanera, Spain

Uffington hill carving was worshipped as 'sun horse' in prehistoric Britain


1/5. An aerial view of the famous Uffington White Horse.Dave Price / Wikimedia Commons

The location and orientation of the Uffington White Horse has been linked to the arc of the midwinter sun.

A huge prehistoric geoglyph depicting a galloping horse is traditionally thought to have been a symbol of ownership, territory or group identity for the prehistoric humans living on the Berkshire Downs. But now scholars are taking a second look at the 110-metre-long hillside carving. A new archaeological interpretation argues that it is a representation of a sun horse, a mythical beast that pulled the sun across the sky like a chariot.

The Uffington White Horse in the south of England is one of the oldest giant carved hill figures, or geoglyphs, in the world. The elongated, stylised horse is best visible from the sky, but was built millennia before a human would see it from that vantage point. It is thought to have been carved into the hillside, exposing the white chalk bedrock, in the late Second Millennium BCE or the early First Millennium BCE. [..] ibtimes.co.uk/

A day in the life of a Neolithic woman




The discovery of the remains of a Neolithic settlement on Czech soil in 2001 led to years of painstaking research. Now the results of more than 15 years of study have appeared in a surprising format – a comic book called A day in the life of a Neolithic woman. The book, which is intended primarily for schoolchildren and educators, is the work of archeologist Veronika Mikešová and illustrator Michal Puhač who merged facts and fantasy to bring us a glimpse of life in this part of the world 7,000 years ago. I spoke to the illustrator about what the work entailed and how closely it is linked to archeological findings dating back to the early Stone Age. [...] Radio Prague / Link 2


Vídeo: Jak se rodí obrázky komiksu Den v životě neolitické ženy - Cesty Archeologie
Ver en PaleoVídeos > L.R.2.11 nº 50.

Adoption Of Bow Use In Ancient Hunting May Have Set Off Societal Changes


Getty Images/iStockphoto

At a point during human prehistory, hunters' reliance on the spear-thrower, or atlatl, shifted to another kind of weapon — the self-bow.

This change happened on multiple continents (though bows never really caught on in Australia, where atlatls tended to yield only later, to firearms).

The first bows we know of conclusively, from archaeology, come from pine arrow shafts found at a bog site in Germany called Stellmoor, dating to around 11,000 years ago. Though, it's possible bows were in use much earlier in Africa.

Why did the bow replace the atlatl, and what social consequences may have followed from that shift? These are questions being asked by University of Wyoming PhD candidate in anthropology Brigid Sky Grund in a new paper in American Anthropologist, from which I took the above information.

As Grund notes in the article, most theories about this shift have pointed to the bow's greater accuracy and faster reload rate in hunting smaller fauna or in warfare. But Grund herself is looking instead at a different factor: the comparative learnability of each weapon. She writes [...] NPR

El arte rupestre de la cueva de Atlanterra vuelve a ser agredido


El panel principal, donde se observan los trazos blancos realizados aparentemente con una piedra arenisca sobre las pinturas rupestres. / simón blanco

La figura de una cierva del Paleolítico y el panel principal del Neolítico se han visto afectados. Los daños hechos con una piedra evidencian la desprotección que vive el Arte Sureño

La cueva de Atlanterra, ubicada en Tarifa, ha vuelto a sufrir actos vandálicos. Los daños han sido realizados aparentemente por la abrasión con una piedra arenisca afilada sobre las pinturas rupestres a modo de graffiti. Han quedado dañadas la cierva de época paleolítica -con un mínimo de 18.000 años de antigüedad- y el panel principal de pinturas neolíticas, donde hay una gran amalgama y solapamiento de arte en forma de motivos humanos, fauna esquematizada, signos abstractos y, según algunos autores, algunos elementos significativos como una gran escena naval muy diluida por el lavado de los daños de 2003.

El espeleólogo Simón Blanco, como promotor activo de la Asociación para la Protección del Arte Sureño (APAS) [...] europasur.es / Link 2


Detalle de figura de cierva dañada:


Vídeo relacionado (2009): PaleoVídeos > L.R.3.2 (Arte Sureño) nº 11: Pinturas rupestres de la CUEVA de ATLANTERRA (Tarifa) - Canal ARTE RUPESTRE




Actualización: Vídeo. Una cueva con pinturas prehistóricas destrozada con grafittis  / Link 2


Vídeo "Daños al arte prehistórico de la cueva de Atlanterra en Tarifa - EcoAndalucía", añadido a PaleoVídeos > L.R.3.2 (Arte Sureño).


Actualización: Audio¿Está el arte rupestre en peligro? | Cadena SER




Actualización: Vídeo. VANDALISMO EN LA CUEVA DE LAS ORCAS (Cueva de Atlanterra) | VOLUNTARIOS TRAFALGAR


Vídeo añadido a PaleoVídeos > L.R.3.2 (Arte Sureño).


Actualización: Una ventana cerrada
La cueva de Atlanterra, ubicada en la urbanización del mismo nombre, pasará a estar protegida con una barrera física desde hoy. La empresa Yamur Arquitectura y Arqueología comienza el trabajo de protección de uno de los abrigos más importantes del arte rupestre del Campo de Gibraltar...

miércoles, 5 de abril de 2017

Did Bedbugs Bite Early Humans? Pest's Oldest Relatives Found in Oregon


1/3. Three of the specimens from the Oregon cave belonged to Cimex latipennis. Credit: Martin E. Adams/Paleoinsect Research

Researchers investigating a cave in southern Oregon have found the oldest relatives of the common bedbug, suggesting that some 11,000 years ago humans may have been in contact with the parasites.

The fossilized remains, which belong to the cimicid family (a group that includes today's common bedbugs), were found during archaeological investigations of the Paisley Five Mile Point Cave site, researchers said in a new study detailing the findings. In particular, Cave 2, of the eight rock shelters on the site, has yielded thousands of insect remains as well as some the oldest preserved evidence of human activity in North America.

"In total, I recovered the remains of 14 individual cimicids, but they were not the bedbug we all know and love from hotel rooms," said study researcher Martin Adams, a zooarchaeologist who founded the consultancy Paleoinsect Research. [...] livescience.com/


Actualización: Encontrada en Estados Unidos la chinche más antigua del mundo - Pysnnoticias
Una de las plagas urbanas más indeseables, los chinches ya eran una molestia para el hombre mucho antes de existir la vida en las ciudades. En un estudio publicado en el Journal of Medical Entomología, los arqueólogos han encontrado evidencias de tres especies primitivas de chinchetas (chinches), con edad entre 5 mil y 11 mil años, que compartían espacio con nosotros en cuevas.

Las especies identificadas en los 14 fragmentos de fósiles (Cimex pilosellus, Cimex latipennis y Cimex antennatus) integran el mismo género del chinche más común encontrado en la actualidad, Cimex lectularius. Pero “no son los chinches actuales, de habitaciones de hotel, que todos conocen y aman”, explica Martin E. Adams, uno de los autores del estudio. Las versiones ancestrales probablemente parasitavam murciélagos otro inquilino indeseable de los hominídios en su vida en las cuevas.

Se sabe que las especies actuales se dieron bien con este estilo de vida primitiva en cuevas, colonizando Europa, Asia y África. El fósil más antiguo de Cimex lectularius, por ejemplo, fue encontrado en Egipto, en 1999, y la fecha de 3,5 mil años atrás. Sin embargo, los ejemplares que se encuentran en Cuevas de Paisley, en el estado estadounidense de Oregón, no integran la relación de las especies actuales – y los científicos no saben explicar a ciencia cierta cómo fueron a parar allí, ni cuánto influyeron en la vida de nuestros antepasados que habitaban la América del Norte.

Las características de las tres especies pueden ofrecer algunos consejos sobre el clima durante el período, Adams afirma. Y también explicar cómo los chinches pasaron a habitar en las más variadas regiones del mundo. “La presencia de especies más tolerantes al calor de las cuevas, se puede sugerir que la región de Paisley Bodegas tenía, hace 5 mil años atrás, condiciones climáticas similares a las que los chinches tienen hoy en día”, señaló.

Ancient skeletons show direct link to modern tribes in the Pacific Northwest


This cast of a jaw comes from a 10,300-year-old ancient human who may have been an ancestor of modern tribes in the Pacific Northwest. Courtesy E. James Dixon
 
The Native Americans of the Pacific Northwest have always claimed to have deep roots in the region. Now, an ancient mariner may be able to back that claim up. Scientists sequencing the DNA of 10,300-year-old human remains from On Your Knees Cave in Alaska have found that he was closely related to three ancient skeletons found along the coast of British Columbia in Canada. These three ancient people were in turn closely related to the Tsimshian, Tlingit, Nisga’a, and Haida tribes living in the region today. The new finding reveals a direct line of descent to these tribes, and it shows—for the first time from ancient DNA—that at least two different groups of people were living in North America more than 10,000 years ago.

The study started 21 years ago with an unusually friendly collaboration between archaeologists and the Tlingit tribe that lived near the mariner’s remains on Prince of Wales Island in Alaska. Researchers gathered DNA from the 10,300-year-old skeleton known as Shuká Káa (“Man Ahead of Us”), initially focusing on maternally inherited mitochondrial DNA (mtDNA). They didn’t find a match between its mtDNA and members of the tribe, but they discovered his seafaring ways because isotopes from his teeth showed he ate a marine diet. The project ended on a note of good will between scientists and Native Americans, with a ceremonial reburial of the skeleton in 2008.

But as methods of sequencing ancient DNA got exponentially better, the team of geneticists requested permission from the Tlingit and Haida of Alaska, as well as tribes farther south in British Columbia, to extract nuclear DNA from Shuká Káa and three other ancient skeletons. They were allowed to sample the last remaining tissue from Shuká Káa’s molars and from the teeth of a 6075-year-old skeleton on Lucy Island in British Columbia (just 300 kilometers from On Your Knees Cave), a 2500-year-old skeleton from Prince Rupert harbor in British Columbia, and another 1750-year-old skeleton from the same area. [...] Science

La Ciencia corrobora milenarias historias orales indias


Researchers are analyzing DNA from ancient individuals found in southeast Alaska, coastal British Columbia, Washington state and Montana. A new genetic analysis of some of these human remains finds that many of today’s indigenous peoples living in the same regions are descendants of ancient individuals dating to at least 10,300 years ago. Graphic by Julie McMahon

Los grupos indígenas que viven hoy en el sur de Alaska y la costa occidental canadiense, son descendientes de los primeros seres humanos que llegaron allí hace más de 10.000 años, en línea con la tradición oral india.

"Nuestro análisis (de ADN de restos óseos antiguos) sugiere que se trata de población que vive en esta parte del mundo a través del tiempo, con una continuidad genética desde hace 10.000 años hasta el presente", dice el profesor de antropología de la Universidad de Illinois Ripan Malhi, que dirigió el estudio.

 Los resultados, publicados en Proceedings of the National Academy of Sciences, sugieren que los primeros pueblos americanos tuvieron una historia compleja de poblamiento del territorio.

El nuevo trabajo viene de la mano de los estudios anteriores de antiguos americanos enfocados en el ADN mitocondrial, que se produce fuera del núcleo de las células y se transmite sólo de madres a hijos.[...] europapress.es


Study reveals 10,000 years of genetic continuity in northwest North America | Illinois
A study of the DNA in ancient skeletal remains adds to the evidence that indigenous groups living today in southern Alaska and the western coast of British Columbia are descendants of the first humans to make their home in northwest North America more than 10,000 years ago.

“Our analysis suggests that this is the same population living in this part of the world over time, so we have genetic continuity from 10,000 years ago to the present,” said University of Illinois anthropology professor Ripan Malhi, who led the study with University of Chicago postdoctoral researcher John Lindo; Penn State University biology professor Michael DeGiorgio; Rosita Worl, the director of the Sealaska Heritage Institute in Juneau, Alaska; and University of Oklahoma anthropology professor Brian M. Kemp...

El primer invento americano: una punta de flecha más resistente


A collection of Clovis point replicas and casts in the archaeology lab at Kent State University. Credit: Kent State University
 
Las puntas de flecha empleadas en América del Norte por los cazadores de la cultura Clovis hace 13.000 años, pueden ser el secreto para su supervivencia tras llegar de Asia.

Un técnica de talla lítica de estrías, genuina de esta cultura, podría ser la primera invención verdaderamente americana, ya que no se encuentra entre las herramientas de piedra del Pleistoceno en el nordeste de Asia, de donde procedían los antepasados de los Clovis,según una investigación dirigida por el arqueólogo de la Kent State University Metin Eren.

Los arqueólogos han debatido durante años por qué los Clovis añadieron una característica en forma de acanaladura o estría a sus flechas. Básicamente, se trata de una ranura delgada desprendida en la base por las dos caras, tal vez hecha por primera vez por accidente, que hace lógicamente a la punta de flecha muy delgada y frágil.

Sin embargo, después de varios tipos de pruebas, los investigadores han informado de que este adelgazamiento de la base puede que sea mejor para soportar de forma fiable y absorber el impacto de la colisión con un objeto duro, como el hueso de un mastodonte o bisonte. [...] europapress.es


Kent State Archaeologist Explains Innovation of “Fluting” Ancient Stone Weaponry | Kent State University
Approximately 13,500 years after nomadic Clovis hunters crossed the frozen land bridge from Asia to North America, researchers are still asking questions and putting together clues as to how they not only survived in a new landscape with unique new challenges but adapted with stone tools and weapons to thrive for thousands of years.

Kent State University’s Metin Eren, Ph.D., director of archaeology and assistant professor in the Department of Anthropology in the College of Arts and Sciences, and his colleagues are not only asking these questions but testing their unique new theories. They want to better understand the engineering, techniques and purposes of Clovis weapon technologies. Specifically, they study stone projectile points, such as arrowheads and spear points, made by flint knapping, the ancient practice of chipping away at the edges of rocks to shape them into weapons and tools. In their most recent article published online in the Journal of Archaeological Science,...(Video)


* Vídeo Focus on Research - Metin Eren, Archaeologist añadido a PaleoVídeos > L.R.2.10 nº 25.

Cuencos ovales neolíticos de la cueva de la Pileta (Benaoján, Málaga).



Se presentan dos cuencos cerámicos en forma de calota craneana de la Colección Verner del Museo Británico. Texto completo

Relacionado: Biblografía de la cueva de la Pileta.

martes, 4 de abril de 2017

Earliest dated rock art in Southern Africa depicts shamans' journey to the world of the spirits


A1/3. Example of fine-line Later Stone Age paintings studied by the archaeologists. Bonneau/Antiquity

For the first time, researchers have directly dated rock art in Lesotho, Botswana and South Africa.

For years, archaeologists have known that southern Africa is home to very rich and well-understood rock art produced by hunter-gatherers in the Later Stone Age, but they had been unable to date these creations precisely.

Using an innovative approach, researchers have now come up with new dates, which suggest that in south-eastern Botswana, rock art was created as far back as 5723–4420 cal BP – the oldest such evidence found to date in Southern Africa. Their complete findings are now published in the Journal Antiquity.

Hunter-gatherer rock art in Southern Africa is made up both of paintings and engravings, which were produced by ancient communities associated with the present-day San (bushmen) culture. A lot of research has been successfully conducted about how to interpret this art.

"Thanks to studies conducted between the 18th and 20thby the Dutch and British settlers as well as current ethnographic research, we have a good understanding of San rock art. They painted to represent what the Shamans had seen during their journeys in the world of the spirits so that the rest of the population could see it", lead author Adelphine Bonneau, post-doctoral fellow at Laval University (Canada), told IBTimes UK. [...] ibtimes.co.uk


Actualización: Dreams of the Stone Age dated for first time in southern Africa : Nature News 
Ancient rock art research could piece together how the peoples who lived in the region some 5,700 years ago interacted... 

Europa, un continente sembrado de tesoros ocultos


Este enorme collar de oro de la Edad de Bronce data de 1300-1100 a. C. Fue descubierto por un ciudadano en Cambridgeshire (Inglaterra) y presentado en noviembre de 2016. Estaba enterrado en el campo. Imagen: EFE
 
Bajo las tierras del Viejo Continente, los objetos preciosos de la Edad de Bronce que afloran por doquier son vestigios de una práctica prehistórica que inspiró las leyendas de la espada Excalibur, de los Nibelungos y de los tesoros moros, así como las sagas de Tolkien. ¿Ofrendas a los dioses? ¿Estrategias para controlar el valor de los metales o medidas de protección en tiempos revueltos?

Los museos del Reino Unido, Alemania, Francia, Países Bajos y Rumania no dan abasto; del subsuelo afloran sin cesar espadas, dagas, brazaletes, collares, pendientes, hachas, diademas y lingotes de oro y bronce. Son los vestigios de la frenética acumulación de objetos preciosos ocurrida entre los siglos XV y VII a. C., bienes de los que nuestros antepasados luego se deshacían enterrándolos o arrojándolos a lagos y ríos.

¿Cuál era el sentido de esta desconcertante costumbre? Los arqueólogos barajan variadas hipótesis acerca del significado de los fascinantes hallazgos que están cambiando nuestra visión de la prehistoria europea.
 
Remontémonos a la Edad de Bronce, el tiempo de la orfebrería del oro y la metalurgia de la aleación de cobre y estaño. Estos metales, que permitían modelar formas sofisticadas, dinamizan los centros urbanos y las redes comerciales, y propician el surgimiento de élites ávidas de adornos para carros y caballos, polainas, cascos, cuencos, alfileres y espadas. [...] SINC

Researchers uncover prehistoric art and ornaments from Indonesian ‘Ice Age’


1/8. A drilled and perforated finger bone from a bear cuscus. The hole at one end of the bone formerly bore a string, while wear marks on the ornament show that it repeatedly rubbed against human skin or clothing. These suggest the perforated bone was suspended for use as a ‘pendant’ or similar jewellery object. Luke Marsden, Author provided

Griffith University archaeologists are part of a joint Indonesian-Australian team that has unearthed a rare collection of prehistoric art and ‘jewellery’ objects from the Indonesian island of Sulawesi, dating in some instances to as early as 30,000 years ago.

The Australian Research Centre for Human Evolution (ARCHE) team, based in Griffith’s Environmental Futures Research Institute, together with Indonesian colleagues, have shed new light on ‘Ice Age’ human culture and symbolism in a paper published today in Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

The study was co-led by Associate Professor Adam Brumm, an Australian Research Council (ARC) Future Fellow, and Dr Michelle Langley , who also holds a fellowship from the ARC, analysed the recovered artefacts, and is the country’s leading expert in the study of ancient ornaments and bone technology.
“Scientists have long been curious about the cultural lives of the first Homo sapiens to inhabit the lands to the immediate north of Australia sometime prior to 50,000 years ago — part of the great movement of our species out of Africa,” Associate Professor Brumm says. [...] Griffith News / Link 2


Actualización: Hallazgos reveladores de arte prehistórico de la "Era Glacial" de Indonesia — Noticias de la Ciencia y la Tecnología
Existe un gran interés científico por conocer mucho mejor la vida cultural de los primeros Homo sapiens que habitaron las tierras en el norte de Australia, en algún momento anterior a los últimos 50.000 años, como parte del gran movimiento migratorio de nuestra especie fuera de África. Algunos han argumentado que la cultura humana del Pleistoceno vio reducida su sofisticación a medida que aquellos humanos se adentraban más allá de la India hacia los trópicos del sudeste asiático y las cadenas de islas al este de Eurasia continental, región conocida como Wallacea. Sin embargo, muchas investigaciones recientes sobre el pasado de Wallacea están desmantelando poco a poco esta creencia...

Face of Stone Age woman from Thailand's northern highlands revealed


1/2. The facial approximation of Tham Lod woman, who lived about 13,600 years ago in Thailand's northern highlandsHayes, Shoocongdej et al / Antiquity

 The woman is thought to be a direct descendant of the founding population of South-East Asia.

Archaeologists have put a face to the oldest human remains excavated from Thailand's northern highlands.

The remains of the woman, who lived about 13,600 years ago, were found in the Late Pleistocene Tham Lod rock shelter in north-west Thailand. The woman was between 25 and 35 years old and between 1.48 and 1.56 metres tall.

The age of her remains and the location they were found in suggest that she descended from the first humans to colonise South-East Asia. The findings are reported in the journal Antiquity.

The first approximation of the woman's face has now been created, using a global dataset of measurements of skulls, muscles, skin and other soft facial tissue from a large sample of the population across the world. [...] ibtimes.co.uk


Actualización: Reconstruyen el rostro de una mujer que vivió hace más de 13.000 años - RT
Se cree que la mujer era una descendiente directa de la población humana que colonizó el sureste asiático en la edad de piedra.

Un grupo de arqueólogos de la universidad australiana de Wollongong ha logrado reconstruir el rostro de los restos humanos más antiguos hallados en las zonas montañosas del norte de Tailandia, que resultaron corresponderse con los de una mujer que habitó el lugar hace unos 13.600 años, informa 'The International Business Times'.

Según datos publicados en el portal 'Antiquity', los restos pertenecían a una mujer de entre 25 y 35 años que medía entre 148 y 156 centímetros de altura y que pudo ser descendiente directa de la población humana que colonizó la región del sureste asiático durante la edad de piedra.

Partiendo del conjunto global de datos sobre medidas de cráneos, músculos, piel y otros tejidos faciales de personas de todo el mundo, así como del cotejo en una base de datos de los rasgos de distintas etnias de diferentes países y continentes, se ha podido reconstruir el rostro y expresión de esta mujer primitiva.

No obstante, Susan Hayes, autora del estudio, califica este método de "aproximación facial" que, si bien es útil para proporcionar una visión aproximada de su rostro, está lejos de ser un auténtico retrato, debido a la amplia cantidad de datos cotejados de una inmensa cantidad de población.

Steppe migrant thugs pacified by Stone Age farming women


Corded ware vessel, an axe and two discs made of amber from an early male grave. Credit: Danish National Museum

An article in the journal Antiquity argues that Yamnaya warriors belonging to raiding parties married local Stone Age women, settling and adopting an agrarian lifestyle; during this process a Proto-Germanic language and the Corded Ware Culture was formed

University of Copenhagen. In an earlier study Professor Kristian Kristiansen from the University of Gothenburg in Sweden and Lundbeck Foundation Professor Eske Willerslev from the Centre for GeoGenetics at the University of Copenhagen, and their research teams, showed that the large demographic changes during the first part of the Bronze Age happened as a result of massive migrations of Yamnaya people from the Pontic-Caspian steppes into Neolithic Europe. They were also able to show that plague was widespread in both Europe and Central Asia at this time.

Now Professor Kristiansen and Professor Willerslev with co-authors reveal a more detailed view of the mechanism behind the emerging culture known as the Corded Ware Culture -- the result of the encounter between the Yamnaya and the Neolithic people. Professor Kristian Kristiansen says: "We are now for the first time able to combine results from genetics, strontium isotopes on mobility and diet, and historical linguistics on language change, to demonstrate how the integration process unfolded on the ground after the Yamnaya migrations from the steppe. [...] EurekAlert!


Actualización: Las mujeres pacificaron a los guerreros de la Edad de Bronce - Quo
En un estudio publicado en 2015, Kristian Kristiansen y Eske Willerslev, señalaban que los grandes cambios demográficos durante la primera parte de la Edad de Bronce ocurrieron como resultado de las migraciones masivas de gente de la cultura Yamna, provenientes de la estepa Póntica.

Ahora, los mismos expertos, en un estudio multidisciplinar, revelan qué ocurrió cuando los Yamna se encontraron con los pueblos neolíticos de Europa (principalmente con la cultura de la Cerámica Cordada) durante aquellas migraciones.

“Por primera vez somos capaces de combinar los resultados de la genética, los isótopos de estroncio en la movilidad y la dieta, y la lingüística histórica, para demostrar cómo se llevó a cabo el proceso de integración – afirma Kristiansen en un comunicado –. Las sociedades neolíticas se basaban en grandes comunidades de agricultores que se reflejaban en su ritual de entierro colectivo, a menudo en grandes cámaras de piedra, llamadas megalitos. Muy diferente de las tradiciones de los Yamna”.

Según los resultados del artículo, publicado en Antiquity, las primeras oleadas migratorias estaban compuestas principalmente por hombres jóvenes, algo que coincide con la antigua mitología indoeuropea que habla de grupos de guerreros jóvenes...