viernes, 21 de abril de 2017

Ancient stone carvings confirm how comet struck Earth in 10,950BC, sparking the rise of civilisations


The Vulture Stone from Gobekli Tepe (left) which recorded a devastating comet strike (right) Credit: Alistair Coombs

Ancient stone carvings confirm that a comet struck the Earth around 11,000BC, a devastating event which wiped out woolly mammoths and sparked the rise of civilisations.

Experts at the University of Edinburgh analysed mysterious symbols carved onto stone pillars at Gobekli Tepe in southern Turkey, to find out if they could be linked to constellations.

The markings suggest that a swarm of comet fragments hit Earth at the exact same time that a mini-ice age struck, changing the entire course of human history.

Scientists have speculated for decades that a comet could be behind the sudden fall in temperature during a period known as the Younger Dryas. But recently the theory appeared to have been debunked by new dating of meteor craters in North America where the comet is thought to have struck.

However, when engineers studied animal carvings made on a pillar – known as the vulture stone – at Gobekli Tepe they discovered that the creatures were actually astronomical symbols which represented constellations and the comet. [...] telegraph.co.uk/ / Link 2 

The research is published in Mediterranean Archaeology and Archaeometry: Decoding Gobekli Tepe with archaeoastronomy: What does the fox say?


Relacionado: Posible pintura rupestre de un cometa en la cueva de la Pileta (Benaoján, Málaga).


Imagen: detalle del Panel de las Serpientes (Magdaleniense (Sanchidrián, 1997)) según H. Breuil (1915). Ver el Panel en sit.20:1a/d del Visor. http://www.cuevadelapileta.org/textos_archivos/index.htm
Nota: La interpretación de la pintura rupestre es una apreciación personal, que no había sido sugerida con anterioridad por ningún investigador según mi información. Salaman.es


Actualización: Antiguas esculturas talladas a mano, confirman el impacto de un cometa sobre la tierra
Durante décadas los científicos han especulado que el impacto de un cometa podría haber ocasionado la repentina caída de temperatura durante el período conocido como el Dryas reciente; aunque la nueva datación de cráteres de meteoritos en América del Norte, donde se cree que el cometa pudo haber golpeado, parece desacreditar esa teoría. Sin embargo, en una investigación realizada por expertos de la Universidad de Edimburgo, en la que se analizaron misteriosos símbolos tallados en pilares de piedra en Göbekli Tepe, en el sur de Turquía, los científicos descubrieron la representación de un impacto devastador que marcó la historia.

Cuando los investigadores estudiaron las tallas de animales realizadas en un pilar, conocido como la piedra buitre, en Göbekli Tepe, considerado como el templo más antiguo del mundo, descubrieron que las criaturas eran en realidad símbolos astronómicos que representaban las constelaciones y el cometa que impactó a la Tierra.

Utilizando un sofisticado programa de ordenador para mostrar dónde estarían ubicadas las constelaciones en el cielo de Turquía hace miles de años, los científicos fueron capaces de identificar el impacto de un cometa en la superficie terrestre, hace 10.950 años, justo en el momento en el que comienza el periodo Dryas reciente, de acuerdo con los datos obtenidos en núcleos de hielo de Groenlandia.

Este periodo es considerado como una etapa crucial para la humanidad, ya que coincide con la aparición de la agricultura y las primeras civilizaciones neolíticas.

El Dr. Martin Sweatman, de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Edimburgo, quien dirigió la investigación, señaló:

Creo que los hallazgos de esta investigación, aunados con el reciente descubrimiento de una anomalía de platino generalizada en todo el continente norteamericano, prácticamente sellan el caso en favor de la propuesta que asevera que el periodo Dryas reciente, fue ocasionado por el impacto de un cometa.

Los investigadores creen que las imágenes fueron pensadas ​​como un registro del acontecimiento catastrófico, y que una talla adicional que muestra un hombre sin cabeza puede indicar el desastre producido y grandes pérdidas de vidas.

El simbolismo en los pilares también indica que los cambios a largo plazo en eje de rotación de la Tierra, quedaron registrados utilizando una forma prematura de escritura; además los investigadores sugieren que Göbekli Tepe era un observatorio de meteoritos y cometas.

A pesar de la antigüedad de los pilares, los científicos no creen que sea el primer ejemplo de registros astronómicos arqueológicos, y señalan que muchas pinturas rupestres del Paleolítico y artefactos con símbolos similares a animales y otros emblemas repetidos, sugieren que la observación de los astros podría ser una práctica muy antigua.

Nota de salaman.es: 10.950 BC sería hace 12.950 años no 10.950 años.

Actualización: No, There Wasn't an Advanced Civilization 12,000 Years Ago - Scientific American
Did an advanced civilization disappear more than 12,000 years ago?... 

Las fascinantes pistas que dan los análisis de ADN sobre quiénes fueron los primeros habitantes de América


Credit: Gary Hinks/SPL

Hace miles de años, no había ni un sólo ser humano viviendo en el continente americano.

Pero eso cambió en la última Edad de Hielo.

Hubo un tiempo en que la mayor parte de América del Norte estaba cubierta con una gruesa capa de hielo que hacía que la región fuera difícil de habitar.

Pero, en un momento dado, algunos humanos aventureros emprendieron un viaje hacia un nuevo mundo.

Probablemente, llegaron a pie desde Siberia a través del estrecho de Beringer, un puente de tierra que se extendía desde Alaska hasta Eurasia y que existió desde finales de la última glaciación hasta hace unos 10.000 años.

Ahora esa zona está sumergida bajo el agua.

Se sigue debatiendo cuándo llegaron esos primeros americanos y de donde venían.

Pero estamos cada vez más cerca de averiguar lo que pasó y de saber quiénes eran realmente. [...] BBC Mundo / Link 2 (english)

Ya sabemos el origen del Homo floresiensis, el hobbit de Indonesia


Recreación artística del Homo floresiensis. Katrina Kenny, SA Museum

Así lo afirma un estudio que analizó más de 100 puntos de los huesos del cráneo, mandíbulas, dientes, brazos, piernas y hombros

Desde el descubrimiento del Homo floresiensis, conocido como el Hobbit de Indonesia por su baja estatura, la polémica de sus orígenes centró a los expertos en torno a un debate a dos partes. Algunos se inclinaban por un antepasado Homo erectus, mientras otros señalaban al Homo habilis.

Ahora un equipo de científicos, liderado por Debbie Argue de la Universidad Nacional Australiana, ha realizado el estudio más completo de los huesos de Homo floresiensis, descubierto en la isla indonesia de Flores en 2003, y ha los resultados muestran que muy probablemente evolucionó de un antepasado en África y no del Homo erectus.

El estudio, publicado en Journal of Human Evolution, señala que se trataba de una especie hermana del Homo habilis, una de las especies humanas más tempranas que pobló África 1,75 millones de años atrás.

Los datos del estudio, centrados en el análisis de 133 puntos de los huesos del cráneo, mandíbulas, dientes, brazos, piernas y hombros, concluyeron que no había evidencia de la teoría popular de que el Homo floresiensis evolucionó a partir del Homo erectus, el único homínido que vivió en la región.

“Los análisis – explica Argue en un comunicado – muestran que en el árbol de la familia, Homo floresiensis era probablemente una especie hermana de Homo habilis, lo que significa que estos dos compartieron un antepasado común. Es posible que el Homo floresiensis evolucionara en África y emigrara o que un antepasado común se trasladó de África y luego se convirtió en Homo floresiensis en alguna momento. Podemos estar 99% seguros de que no está relacionado con Homo erectus y casi un 100% de probabilidades de que no sea un Homo sapiens malformado”. [...] Quo / Link 2 / Link 3 


Origins of Indonesian hobbits finally revealed | EurekAlert! / Link 2 / Link 3



Australian National University. The most comprehensive study on the bones of Homo floresiensis, a species of tiny human discovered on the Indonesian island of Flores in 2003, has found that they most likely evolved from an ancestor in Africa and not from Homo erectus as has been widely believed.

The study by The Australian National University (ANU) found Homo floresiensis, dubbed "the hobbits" due to their small stature, were most likely a sister species of Homo habilis -- one of the earliest known species of human found in Africa 1.75 million years ago.

Data from the study concluded there was no evidence for the popular theory that Homo floresiensis evolved from the much larger Homo erectus, the only other early hominid known to have lived in the region with fossils discovered on the Indonesian mainland of Java.

Study leader Dr Debbie Argue of the ANU School of Archaeology & Anthropology, said the results should help put to rest a debate that has been hotly contested ever since Homo floresiensis was discovered...

... Images, video and an artist's impression can be found - https://www.dropbox.com/sh/7m764p0rhpemla0/AAARwqkRLwG161bMMX5uwL5Ba?dl=0

* Vídeo Fleshin out ' Flo', Homo Floresiensis from Flores añadido a PaleoVídeos > L.R.2.12 nº 37.


Actualización: Homo floresiensis o la complejidad de la evolución humana | Reflexiones de un primate
... Las últimas investigaciones han sido realizadas por un equipo liderado por Debbie Argue (Universidad Nacional de Australia) y se han publicado en la revista Journal of Human Evolution. Este trabajo ha sido muy laborioso, pues ha tenido en cuenta 133 caracteres de diferentes partes anatómicas de chimpancés, gorilas, orangutanes, Australopithecus afarensis, A. sediba, A. africanus, Homo habilis, H. rudolfensis, H. ergaster, H. erectus, H. georgicus, H. naledi y H. sapiens. Muchos de los datos fueron observados en los fósiles originales, lo que supone recorrer muchos kilómetros para recolectar datos en diferentes instituciones. El análisis bayesiano de los datos ha necesitado de ordenadores muy potentes y representa el trabajo morfológico comparativo más completo realizado hasta el momento de Homo floresiensis...

Marcas óseas que reflejan la existencia de aprendizaje entre los grupos neandertales



La investigadora del CENIEH Ruth Blasco ha participado en un estudio sobre los patrones de fractura ósea de restos fósiles de 50.000 años hallados en el yacimiento francés de Abri du Marás que aporta información sobre los animales consumidos y su forma de procesamiento

Un estudio publicado en la revista Journal of Archaeological Science: Reports sobre las marcas antropogénicas en restos óseos de 50.000 años de antigüedad, hallados en el nivel 4.1 del yacimiento Abri du Marás, al sureste de Francia, ha permitido explorar cuestiones sobre el aprendizaje y la transmisión de información intragrupal entre los neandertales.

Se trata de un estudio tafonómico centrado en la búsqueda de patrones de fractura ósea que resultan de la obtención del tuétano contenido en los huesos, en el que ha participado Ruth Blasco, investigadora del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), que ha permitido aportar información relevante no sólo sobre los animales consumidos en el yacimiento, sino también sobre la forma en que éstos fueron procesados.

“La localización de los impactos de percusión sobre determinadas zonas de los huesos podría indicarnos actividades repetitivas como resultado de actividades estandarizadas, y es precisamente esta estandarización la que podría ayudarnos a explorar procesos más complejos vinculados a la trasmisión de información y aprendizaje”, explica Ruth Blasco. [...] CENIEH - Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana